CARTA AL DIRECTOR

La desesperante e infructuosa lucha contra Endesa, el rey de la luz

La desesperante e infructuosa lucha contra Endesa, el rey de la luz
Una oficina de Endesa.

¿Qué tiene que hacer uno en este país para que le den de alta la luz?

Para empezar, es mejor asegurarse de tener un lugar dónde caerse muerto porque uno nunca sabe lo que le puede pasar. Puede que tengas suerte a la primera, o puede que te pase lo que a mí; que pasado un mes entero gestionando el alta con Endesa sigo sin tener luz.

Después de llamar a los números que me indicaron en atención al consumidor para saber cómo estaba el trámite de la gestión, siempre he recibido una respuesta positiva y que siempre era la misma: Todo en orden, sólo tiene que esperar y en unos días se la instalaran!

Al cabo de dos semanas de recibir la misma respuesta llame a la distribuidora, la que no tenía ni idea de la orden de alta. Pues bien, no exagero si he tramitado el alta más de 10 veces según instrucciones y la distribuidora me la ha rechazado de sin ningún motivo indicado.

He llamado e ido a las oficinas Endesa para saber que hay mal en la cédula para que la rechacen, pero la respuesta de la comercializadora ha sido la misma, que todo está bien y parece en regla. Entonces ¿por qué rechazan la documentación? El promedio de respuestas que he recibido es: «No lo sé y no lo puedo saber. Volvamos a intentarlo».

Y así es como he caído en un círculo sin fin en el que me doy de cabezazos contra un gigante de acero y lo único que consigo es abrirme la cabeza.

Viendo el poco resultado de mi denuncia presentada, veo que no me queda de otra que dejar la vivienda a la que me mudé. Eso sí, en mi próximo piso solo aceptaré un cambio de nombre del titular del suministro.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Lo más leído