Sergio de Fuente Garrido

‘Proyecto Bulling’: Por qué no me presentaría a este programa

'Proyecto Bulling': Por qué no me presentaría a este programa
Bullyng, abusos en la escuela, violencia sexual y educación. PD

En lo que llevamos de año, ya han sido varios los amigos y compañeros de clase que me han animado a presentarme a ‘Proyecto Bullying’; no para mostrar mi caso, sino para ayudar a aquellas personas que están sufriendo este problema y no saben cómo acabar con el acoso.

Sin embargo, aunque no dudo de que las intenciones de este programa de televisión sean buenas; hay una serie de factores que me impiden presentarme a este programa. La razón principal es que como persona que ha sufrido ‘bullying’ durante muchos años, considero que este programa es algo ‘surrealista’. Para apoyar esta conjetura, me gustaría aportar los argumentos por los que no quiero presentarme al cásting del programa y que, de alguna forma, me gustaría hacer llegar a Mediaset, y en especial a Jesús Vázquez.

Una de las primeras razones, y que me ha impresionado bastante, es la gran capacidad de persuasión de Jesús Vázquez sobre los acosadores y los docentes de la víctima. En un situación ‘normal’, se tendrían que haber emprendido acciones legales en contra de los acosadores e incluso en contra de los docentes; pues, en la mayoría de los casos de acoso escolar, a los padres de la víctima les cuesta sudor y lágrimas conseguir que aquellos tomen cartas en el asunto para parar el hostigamiento. Esto demuestra que, en ocasiones, vale más la palabra de un famoso, que la de cualquier persona de a pie.

La segunda razón de esta alegación es que considero que no hace falta introducir cámaras en las aulas para saber cómo se desarrolla el acoso dentro de ellas. En caso de que se trate de una norma estricta del programa, lo que deberían hacer es mostrar las grabaciones a los padres de los acosadores, y no al contrario. Estoy seguro de que los progenitores de muchos de ellos no saben a qué se dedican sus hijos con sus compañeros de clase; a no ser que se traten de personas de la misma índole.

La tercera y última razón, que también me ha influido bastante, es la trama y el final tan surrealista de cada programa. Siempre salen las víctimas o las familias de estas exponiendo que ya son muy felices y apenas se acuerdan de nada de lo ocurrido. Por desgracia, cuando sufres acoso escolar, nada es tan fácil, no es tan fácil olvidar ni mucho menos perdonar.

Dadas las circunstancias y por el momento, prefiero dedicarme a ayudar por mí mismo a personas cercanas a mí que estén sufriendo ‘bullying’, sin necesidad de recurrir a estas iniciativas. Tal vez, en un futuro no muy lejano, cuando las cosas cambien, no dudaré ningún momento en presentarme.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído