CARTA AL DIRECTOR

Zamora no se hizo en una hora

Zamora no se hizo en una hora
Zamora. PO

La estructura urbana de Zamora, en esa esplendida atalaya de vigía sobre la curva del Rio Duero, que contemplo desde El Temblajo (después de subir en la bici el Camino de Las Lecheras, en dirección de la finca de mis tíos Geno y Ángel, de la Saga de los Herreros de San Lázaro, que ya heredó mi abuelo Paulino de su padre Benito-.-ubicado que estuvo este, ya en tal oficio, en Las Cortinas de San Miguel en la ciudad de Zamora-.- ), ha pasado, desde aquella situación umbral medieval paradigmática estratégicamente ubicada y logísticamente necesaria, con prolegómenos posibles de castro celta, seguro de urbe romana, posiblemente sueva, tal vez alana (su Rey Ataces tenía como símbolo heráldico «el león rampante») y después goda, en una abigarrada, intrincada y defensiva red urbana, con trazado de calles estrechas, en amplio escorzo del retorcimiento, al amparo del impresionante lienzo murado, las torres almenadas y sus puertas (Nona, Mercadillo, San Martin de Los Caballeros, Feria, Sam Torcuato, Santiago, San Pablo, Nueva,…), frente a los acantilados de los cauces de los ríos Duero y Valderaduey, hasta esta realidad diaria, en el presente, del tiralíneas uniformador, homogeneizante, rasero y acultural que casi está terminando con las señas del Medievo en su malla urbana antigua (en el casco histórico y los arrabales medievales: Olivares, San Lázaro, San Frontis, Puebla del Valle,… ).

La anual fecha del «15 de agosto», es cada año dedicada a Nª Sª La Virgen María [en Zamora con la advocación de Nª.Sª. del Tránsito de muy amplia devoción social, gran arraigo familiar y general sentimiento local ], en la festividad de su Asunción, pero también nos puede traer aquí, en las tierras del Oeste, de la aún España (constitucional) Nación-.-en pleno hostigamiento del supremacismo-., la efemérides del nacimiento, en la ciudad leonesa de Zamora (dotada de la estructura urbana predicha) de unos de sus hijos más sobresalientes, seguramente, el más universal y, por supuesto, el más trascendente, el de mayor y mejor mérito, el mayestáticamente más importante, dado el impacto de su obra, hechos vivenciales y aportaciones, desde la leoneseidad activa, al común de la humanidad en las generaciones futuras y a nivel universal.

A veces se obvia, en unos casos por esos guiones escritos en la centralidad (¿a-costitucional?) cultural(¿homogenizante?), educativa(¿rasera?) y comunicativa(¿domesticada?) del madrileñismo político y en otras por el imperativo colonialista, sucursaleado pucelanamente, que abundando cual zarpa eléctrica, nos oprime y/o atenaza , de la descomunal importancia, puntera categorización y ejemplarizante conformación de la urbe, ¡leonesa urbe!, de Zamora en toda la Edad Media, incluso algunos visitantes que nos llegan, a veces hasta turistas, se marchan sumidos en la desconcertante información (¿?) que de Zamora se ofrece por quienes, en nuestro parecer, debieran ser, ¡incluso obligados a ser!, adalides de la leoneseidad, a plenitud, de nuestro entorno ambiental propio y hábitat de conformado espacio integral (social, físico, cultural y antropológico).

En el Siglo XII, concretamente en el «año 1171», es cuando, el día 15 de agosto, nace en Zamora quién después será Alfonso IX, (Hijo del Rey Leonés Fernando II y de Dª. Urraca de Portugal), nieto por tanto del Emperador del Regnúm Imperiúm Hispánico de la Corona Leonesa, el soberano, de origen gallego, Alfonso VII ( y por ello de Dª Berenguela de Barcelona) y del Rey de Portugal nuestro (¿ya?) conocido D. Alfonso Henriques (y por ello de Dª Mafalda de Saboya) .Estamos por ello ahora en el 847 aniversario de tal efeméride. [O sea a tres años del 850, que ya pedimos, de forma pública su conmemoración]

Es por tanto el zamorano Alfonso IX, el continuador directo de la Casa Real Leonesa y, a través de su descendencia (por el también zamorano, de Valparaiso (Monasterio de Bello Fonte. en Pelas de Arriba en la Comarca Natural de la Tierra del Vino (Zamora), Fernando III), de la Casa Real Española. Este apunte preciso, de la continuidad entre ambas Casas Reales es, a veces, soslayado, ocultado o menoscabado, cuando se trata de un eslabón directo para unir, a través del proceso histórico, a la actual CORONA DE ESPAÑA [ por el neovisigotismo] con la CORONA DE LOS VISIGODOS, a través del Reino Asturiano y su continuador natural, por obra de GARCÍA I (repoblador de la urbe leonesa de Toro) en la Corona Leonesa, y de estas fuentes beben al unísono las cuatro constitucionales Regiones Históricas, ¡y constitucionales!, de ella, a saber: EXTREMADURA, REINO LEONÉS, GALICIA y ASTURIAS.

Este leonés de Zamora, que es Alfonso IX , convoca» las primeras Cortes del Mundo» (origen del actual parlamentarismo), otorga «la Carta Magna Leonesa» ( origen de los derechos universales de la persona), funda la Universidad de Salamanca (que después reafirma su hijo Fernando III y su nieto Alfonso X), construye varias ciudades (A Coruña,…), otorga Fueros (Entre otros El Fuero de Zamora), establece, en las Cortes de Benavente, la Moneda Forera (origen de los Presupuestos Generales de los Estados), reconquista Extremadura [toma Cáceres, Mérida, Badajoz,…], gana batallas [El Pozo de las Matanzas, Alange,..],…Estamos con el zamorano Alfonso IX ante un extraordinario personaje, con raíz leonesa, de rango universal.

Para este excepcional leonés, de Zamora, que es Alfonso IX, la Corona Leonesa fue «el hecho útil de sus habitantes» (…»para la utilidad de mi reino»…frase que lleno todas las calles de A Coruña con ocasión del VIII Centenario de su fundación). Para volver a esa utilidad social, cerca y próxima y, por ende, global, compartirla solidaria y fraternalmente, para que sea constitucional beneficio de todos, hecha con todos, participada con todos y abierta a todos, estamos ya en el camino (y aquí, en la Corona Leonesa, los Caminos, ¡todos los caminos!, conducentes a un mismo fin, como son los (¡nuestros!) Caminos Jacobeos).

El nacimiento de Alfonso IX fue el 15 de agosto de 1171 y en su tierra,¡ y por su gente!, que es la nuestra, se le recuerda adecuada y ambientalmente, de forma trascendente, significativa y ejemplarizante, en tal y tan concreto acontecer.

¡¡¡Viva Alfonso IX !!!

Los productos para divertir a toda la familia

PRODUCTOS DE VIDEOJUEGOS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído