CARTA AL DIRECTOR

AEGC DENUNCIA LA INDEFENSIÓN DE LOS GUARDIAS CIVILES DEL PERÍMETRO FRONTERIZO DE CEUTA FRENTE A LOS ATAQUES CON CAL VIVA DE LOS INMIGRANTES

AEGC DENUNCIA LA INDEFENSIÓN DE LOS GUARDIAS CIVILES DEL PERÍMETRO FRONTERIZO DE CEUTA FRENTE A LOS ATAQUES CON CAL VIVA DE LOS INMIGRANTES
Inmigrantes tras saltar violentamente la valla que separa Ceuta de Marruecos. EP

Pese a lo que afirman algunas organizaciones de derechos los inmigrantes que esperan al otro lado de la valla fronteriza de Ceuta con Marruecos si están bien organizados y en los asaltos, como queda demostrado en cada uno de ellos, son cada vez más agresivos.

Este 22 de agosto de 2018 hemos vuelto a asistir a una nueva agresión con CAL VIVA y EXCREMENTOS a los guardias civiles que vigilan el perímetro, como consecuencia de ello siete compañeros han resultado heridos de diversa consideración por las quemaduras ocasionadas por la cal. Siete compañeros que se suman a los 22 del ataque del pasado 26 de julio y que vienen a darnos la razón cuando desde AEGC reclamamos más material antidisturbios y de autoprotección para todos nuestros compañeros que operan en el perímetro.

¿Hasta cuando tenemos que seguir soportando tanta improvisación?¿Cuántos heridos más está dispuesto a permitir el gobierno? Los guardias civiles de Ceuta no necesitamos más vistas de telediario, las pantomimas no nos garantizan nuestra seguridad.

Queremos medios que nos aseguren que al finalizar el servicio podemos volver a nuestras casas con nuestras familias. Lo llevamos reclamando años y da la sensación que los diferentes responsables del ministerio esperan a que ocurra una desgracia para de verdad dar una solución al problema. Los asaltos se han ido volviendo violentos de manera paulatina, comenzaron lanzando piedras y ya se les avisó del peligro.

Ahora nos lanzan cal viva, a qué esperan a que lo siguiente sea más lesivo para los guardias civiles? Señor Ministro del Interior, AEGC ya se lo dijo en julio y se lo volvemos a repetir, ya es hora de dar soluciones efectivas en las que no sólo se tengan en cuenta los derechos de unos y se olviden de los derechos de la otra parte, los guardias civiles, que son los que de verdad arriesgamos en cada asalto a la valla fronteriza.

Este gobierno y su ministerio no pueden seguir esperando a que desde Europa o Marruecos decidan colaborar. El problema que tenemos en el perímetro fronterizo de Ceuta es nuestro y son sus subordinados los que lo están padeciendo.

Es cierto que somos la puerta a occidente, los responsables de contener la inmigración ilegal y aunque todos deberían colaborar los guardias civiles no podemos seguir esperando, la solución al problema tiene que llegar ya.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído