CARTA AL DIRECTOR

EL PEGO

EL PEGO

Suma cum laude el Sánchez ha obtenido,

-Si hace algo es todo lo contrario-,

En no hacer nada de lo prometido:

*

Como en la Misa, es justo y necesario,

Porque tal que Dios lo tiene merecido,

En torno a su altar,… ¡una de incensario!,

*

Ya que en la Moncloa el Niño ha nacido,

Para él Navidad es todo el año,

Y al Dios verdadero hay que darle ejido,

*

-Carretera y manta se decía antaño-;

Dueño y señor de la verdad, en su nómina

Tiene asiento la mentira sin daño

*

Alguno a la inteligencia y a la lógica;

El principio de contradicción: un astro

Que en su firmamento riela fuera de órbita,

*

Una finca donde no hace pie el catastro,

Y, dado a más metáforas, ya roto,

Sin arreglo, un búcaro de alabastro;

*

Estando pues el Sánchez como una moto,

Lanzado por los páramos de lo humano

Y de lo divino, si no se le pone coto,

*

Y así estamos sin darle la mano

Para que se apee del Falcon de su ego,

Fijo seguirá dándonos por el ano…

*

Con todas estas premisas, desde luego,

Este epitafio es justo y necesario

Se ponga en su tumba en latín y en griego,

*

-Que en romance hispano más bien fue precario:-

«Yace aquí el tal Sánchez, quien, siendo lego,

Se hizo Prior, creyéndose que, plagiario,
Nos estaría in eternum dando el pego».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído