¡TRISTE DESTINO!

¡TRISTE DESTINO!
  1. ¡TRISTE DESTINO!

(17.07.19)

 

Hay mucha gente, bastante,

Que tiene el seso en los pies, y viceversa,

Como, vaya por delante,

Emulando al del talante,

Quien, cuando habla, cocea con perversa

Actitud, y si anda, siempre a la inversa

 

Lo hace que todo el mundo …

Y, qué casualidad, más bien por la izquierda,

El camino más fecundo,

Donde medra el furibundo

Político o tertuliano de la Cuerda

Roja, que nos hace exclamar: ¡vaya mierda!;

 

Hay cada uno de éstos

En la Sexta Noche o en Al Rojo Vivo,

Que si no llenan sus cestos

De su ira, lo hacen con gestos,

Que constituyen su único activo,

Y que a menudo no son de recibo;

 

Maestros en el manejo

De sus programas, les abren pantalla,

Frunciendo el entrecejo,

El López, y más gracejo

El Ferreras, dando en cada batalla

A la Izquierda peces gordos, y morralla

 

A la Derecha… Si a ésta,

Al menos la Trece le diera más cancha,

De largo su apuesta

Por la verdad, otra gesta

Gloriosa sería, sin que esa Mancha

Roja sea aún el pendón de una revancha;

 

Perdieron la guerra y todo su tino

Ponen en llevar el agua a su molino,

Cuando éste ya muele con el hilo fino

De la corriente eléctrica… Si el trino

Se ofuscan en ponerlo en este pino,

Más leña para el fuego… ¡Triste destino!.

 

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído