TAN SOLO

TAN SOLO

 

A la par que cumplo años,

Me voy haciendo más viejo,

Y aunque frunza el entrecejo,

Noto, entre otros daños,

Que se me arruga el pellejo;

Más charlatán que cartujo,

A mi seso le sedujo

A la Política brida

Darle y acabar mi vida

En un pesebre de lujo;

 

En su granja, si no en una

En otra, siempre he tenido

Paja para hacer mi nido

Y, para medrar, fortuna;

De labriego de ejido

A dueño de una majada,

De vid y trigo plantada,

He llegado a ser, y molo

Por hablar mucho tan solo,

Y sin hacer ya más nada;

 

En como hablamos hoy día,

La Política es el modo

De a la mente acomodo

Y al cuerpo darle alegría,

Sin tener que hincar el codo;

Si a una no le da escoria,

Ni a la sinhueso, noria,

Ya sabe lo que le pasa:

Mejor que se quede en casa

Y aquí paz y después gloria;

 

La Política es la ciencia,

Cuya única esencia,

Para que tenga eficiencia,

Es tener mucha influencia

Y tener poca conciencia,

Y a los suyos como herencia

Una buena residencia…

Y si falla su querencia,

Pidan a la Providencia

El no perder la paciencia.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído