LA BORRICA

LA BORRICA

 

Corren malos tiempos … Nadie da la talla…

Si echa la red y acaso pesca algo,

Todo lo que ha pescado es morralla…

 

Si se echa al monte, ni corre el galgo,

Ni el rastro olfatea el podenco…

En lo que de él dicen ni entro ni salgo,

 

Pero lo más suave es lo de ¡zopenco!…

Yo del Sánchez me metería en casa,

De “agua y ajo” me tomaría un cuenco

 

Y de la Política haría tabla rasa…

Sería feliz, pues ya no oiría

Que lo que promete lo toman a guasa…

 

Puesta la gente, como está, al día,

De que, si se mueve, ni pesca, ni caza,

Ni se mete en casa y ni ya porfía

 

Por casi nada, salvo por su mando en plaza,

Está en sus trece… Pero no se explica

Porque su empeño en ganar su última baza

 

De Presidente del Gobierno, que complica

Nuestra vida, ya de sí un tanto raquítica…

Déjenos ya en paz, y si una pica

 

Quiere poner en su indecente Política,

Váyase a la mansión donde se abanica

Quien, o le paga al contado su legítima,

O seguirá…  ¡vendiéndole su borrica!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído