LO SUYO

LO SUYO
Los cuatro aludidos

 

Cual con viento la veleta

Que dé vueltas es corriente,

Me da a mí que mucha gente,

Que se pone la Etiqueta

De la Política, miente

Si lo suyo, -siendo nulo

Para algo más, tal que el bulo

De correrle el sudor

Por hacernos un favor-,

No es darnos … ¡más que a un mulo!;

 

Si el Sánchez en la cresta

Del Gobierno va en la ola,

Como dura una amapola,

Acabará nuestra fiesta,

Puestos del Paro en la Cola;

Lo triste va a ser que puede,

Que aquí la cosa no quede,

Pues con peces en el monte

Y en el mar liebres, disponte

A oler mal, …  pues que hiede

 

En un sitio a podredumbre

Y en los otros a lo mismo;

Va siendo de catecismo:

O nos calienta otra lumbre,

O nos vamos al abismo;

Si el Sánchez sólo trina,

En tanto Iglesias inquina,

Si el Casado más bien lerdo,

Y el Rivera no anda cuerdo,

Abascal, … ¡igual mohína!;

 

Cada cual quiere llevar

El agua a su molino;

En lo humano y lo divino

Que España hay que gobernar

Les importa un comino;

Si solo tienen metido

En el seso su Partido,

Que sigan en la Política,

Lo suyo no es Pena de Encíclica,

Es que … ¡no tiene sentido!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído