LA GRAMÁTICA

LA GRAMÁTICA

 

Las leyes no son blandas; tampoco son blandos

Quienes las ejecutan, pero son capaces,

Pues están en su magín los cómos y cuándos

De ser palomas o de ser aves rapaces,

Porque de la Gramática tienen los mandos,

Convirtiendo el Poder en el Poderío,

Con verbo y substantivo haciéndose un lío;

 

De este modo las leyes, que son el camino

Que debe llevarnos a que se haga justicia,

Se convierten en atajos que se andan, sino

De su libre albedrío con la sevicia

De recompensar algún servicio mezquino;

Con lo cual las leyes huelen algunas veces,

Más que a lirios o a rosas, a heces;

 

La Justicia no puede estar contaminada

Por ninguna tendencia, sea la que sea;

Su aplicación no puede estar, por nada

De este mundo, sujeta a bailar con la más fea,

Ni tampoco con la más guapa … ¡Es sagrada!.

Mezclar churras con merinas, cosa mal hecha,

Pues las crías son escasa y mala cosecha;

 

Eso de los Jueces para la Democracia,

Y esto y lo otro y demás zarandajas,

No negativamente tiene ninguna gracia,

Si no el que no estén metidas en cajas

Bajo tierra en positivo es una desgracia;

El Poder y la Justicia van de la mano,

Pero separadas; juntas, … ¡nos dan por el ano!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Lo más leído