LA GRAMÁTICA

LA GRAMÁTICA

 

Las leyes no son blandas; tampoco son blandos

Quienes las ejecutan, pero son capaces,

Pues están en su magín los cómos y cuándos

De ser palomas o de ser aves rapaces,

Porque de la Gramática tienen los mandos,

Convirtiendo el Poder en el Poderío,

Con verbo y substantivo haciéndose un lío;

 

De este modo las leyes, que son el camino

Que debe llevarnos a que se haga justicia,

Se convierten en atajos que se andan, sino

De su libre albedrío con la sevicia

De recompensar algún servicio mezquino;

Con lo cual las leyes huelen algunas veces,

Más que a lirios o a rosas, a heces;

 

La Justicia no puede estar contaminada

Por ninguna tendencia, sea la que sea;

Su aplicación no puede estar, por nada

De este mundo, sujeta a bailar con la más fea,

Ni tampoco con la más guapa … ¡Es sagrada!.

Mezclar churras con merinas, cosa mal hecha,

Pues las crías son escasa y mala cosecha;

 

Eso de los Jueces para la Democracia,

Y esto y lo otro y demás zarandajas,

No negativamente tiene ninguna gracia,

Si no el que no estén metidas en cajas

Bajo tierra en positivo es una desgracia;

El Poder y la Justicia van de la mano,

Pero separadas; juntas, … ¡nos dan por el ano!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído