SIN LEGÍTIMA

SIN LEGÍTIMA

 

Los Políticos, no todos,

Pero una gran muchedumbre,

Son como la mala hierba;

No se ha dado con los modos,

Tal como a la legumbre,

De meterlos en conserva;

Sea en latas de metal,

O en frascos de cristal,

Con tal de que ya se callen

Y paz nuestras almas hallen,

Con lo que sea … ¡da igual!;

 

El darle a la sin hueso

Más que espuma una cascada,

Son diecinueve, de cada

Veinte, que sólo con eso

Tienen la pasta ganada;

Con éste y otros dones,

Con perdón ¡manda cojones!,

Además de todo el año,

Que no dan puntada al paño,

Se nos van de vacaciones;

 

 

Si en Política la savia

Es el tener mucha labia

Y vivir sólo del cuento;

Si da de sí tal oficio

Para una vida de vicio,

Se explica que, sin talento,

Gente sin idea alguna,

Que, sin dar palo al agua,

Vista con calzón o enagua,

¡coño!, haya hecho fortuna;

 

Me da qué sin la Política,

Sin meterme en Metafísica,

Ni en los claustros de la Mística,

Por una ley de la Física,

La gente que con su Química

Hace su agosto, … víctima

Sería de una crítica

Cruel y tan terrorífica,

Que, de una vida tan lírica …

¡Perdería la legítima!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído