¡TAN SOLO!

¡TAN SOLO!

 

Por mucho que el anzuelo

Se eche al río, si no hay peces, no hay pesca;

No obstante, para consuelo

De Políticos en celo,

-De todas las élites la más grotesca-,

Aunque no haya argumentos, hay gresca;

 

Si por su sino le es dado

A poner palos en las ruedas a un Partido,

Del Poder echado a un lado,

Aunque el carro esté parado,

Se entiende el porqué, en vez de un huerto florido,

De cardos es la Política es un ejido;

 

Al decir la RAE de ella,

Que es ciencia, arte u oficio, se ha pasado

De rosca, pues si su estrella,

Cuando pasa, deja huella,

Es porqué a un Político han abucheado,

O porqué él solito se ha estrellado;

 

Si a la Política sólo

Se va para medrar, y solo por eso,

Quien peina canas por bolo,

Y sin nuevo protocolo

El imberbe, dándole a la sin hueso

Nada más, la RAE que se roa el seso;

 

Siendo que buscan cobijo

En lo que la RAE ciencia, arte u oficio

Llama, quien es solo un pijo,

O quien la hace su cortijo,

La Política es ¡tan solo! el artificio

Más logrado para una vida de vicio.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído