¡SU ESQUELA!»

¡SU ESQUELA!"

 

Tiene la Delgado el seso

Como su primer apellido;

Pero siempre ha tenido

Y tiene un tesón muy grueso,

Porqué ella siempre ha sido

Lo que todavía es

La causa de tanto estrés:

Sin quitarle una coma,

Su roernos de carcoma

De la cabeza a los pies;

 

Que haya llegado a Ministra,

De Justicia con la cuota,

Si lo suyo es la picota,

-Pruebas de ello hay larga ristra-,

De mear y no echa gota

El asunto tiene trazas:

Hecho a no perder bazas,

Conocido es el galán

Que la guarda, … y el refrán:

¡No quieres caldo, dos tazas!;

 

Lo de dar una de cal

Ahora, y tantas de arena

Antes, larga es la cadena;

Conocido su percal,

No le quitará la pena,

La de haber dado de largo,

Cuando ostentaba el cargo

De Fiscala, los malditos

Arrumacos, tan delitos

Ayer como hoy en letargo;

 

Aun que le encienda una vela

A santa Rita, que vela

Por quienes le piden tela

Para a otro mar poner vela,

Por si ahora no cuela

Lo cocido en su cazuela

De Ministra, ni le muela

Lo de Fiscal, hoy en vela,

No dude que su estela,

Aun quedando mucha suela

Que gastar, … ¡tendrá su esquela!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído