EN BARBECHO

EN BARBECHO

 

Yo bien creía que lo de Cataluña

Era una gresca familiar de las que hay mil,

Por meterse él en la nariz la uña

 

Y ella ponerlo de hoja perejil;

Pero no: el Gran Marlaska, mucho más lúcido

Que yo, que ya tengo púrpura senil,

 

Ha dicho que es una cuestión de orden público;

Como la paloma me he equivocado:

Alberti hubiera dicho que soy estúpido;

 

Recapacitando, me ha extrañado

Que, sabiendo tanto, solo sea Ministro,

Pues hoy cualquiera alcanza ese grado;

 

Basta que provea de algún suministro

A la despensa del Sánchez y, sin más

Dimes ni diretes, queda en su registro;

 

Por su buen andar como juez tiempo atrás,

Ha resuelto que no quedará impune

Ni Judas alguno, ni un Barrabás;

 

Y yo digo: ¿por qué a esta decisión no une

La de instarle al Amo que haga algo?;

Confío en que mi pregunta no le importune;

 

No le pido que corra como un galgo,

Pero que cuanto antes meta en cintura

A cuantos amparan, charnego o hidalgo,

 

Lo de Cataluña, la vil aventura

De la Independencia del Torra y Cía,

Si él gilipollas, lo demás basura;

 

A ver si, además de la singladura

De exhumar a Franco, nos da la alegría

Que le saque de su cómoda postura

 

De no hacer nada hasta ahora de provecho,

Antes que le caiga encima el techo

De la Moncloa … ¡y deje España en barbecho!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído