¡DIOS LO HAGA!

¡DIOS LO HAGA!
Nadie más miserable que Zapatero,
Ni más vil … Cuanto toca, lo emponzoña …
Tirando aun hoy de pluma y tintero,
Que no se borra fácilmente: … ¡carroña!;
Que, según la RAE, es carne corrompida,
Y, coloquialmente, y esto ya es la coña,
Persona ruin … Yo, en mi larga vida,
No he conocido otra de peor calaña,
Metiendo en otra guerra fratricida,
Que costó tantos muertos, de nuevo a España;
Sin metáforas, por vengar a su abuelo,
Se ha erigido en el símbolo de la saña,

 

-Y vuelvo al diccionario, ¡santo cielo!-,
Intención rencorosa y cruel, enojo
Ciego y furor … Pues sí: ¡menudo camelo!;
Puedo decir y digo que es el Rojo,
Aunque lleve una rosa en el ojal,
-(del Diccionario de Sinónimos cojo
El menos ofensivo)- más inmoral
De todos los que tienen en la Izquierda
Patente de corso para hacer el mal …
Quien anda ahora tensando la cuerda
Siguiendo sus pasos es el Sánchez, ¡leche!,
Que también está removiendo la mierda
De su antecesor, que guarda en escabeche
Y cada día que pasa nos lo recuerda …
Si se consiguiera por fin … ¡que se le eche!
De la Moncloa, y con él toda su saga:
¡La Jerusalén Celeste! … ¡Dios lo haga!.
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído