ANIMALES DE COMPAÑÍA

ANIMALES DE COMPAÑÍA

 

 

 

I

 

La Sexta es una babosa

Que se arrastra y nutre

Con el cieno de la Izquierda;

Todo aquello de la rosa,

Hoy tan solo es algo cutre:

En castellano, una mierda;

Intervienen sin sonrojos,

Pues Ferreras es muy tuno,

Por cada sin fin de Rojos,

De Derechas sólo uno;

 

Con tal táctica presume

De ser neutral a lo sumo,

Y sin más nos lo creemos;

Que haga cuentas y sume

Que lo suyo es solo humo

Que solo ciega a memos;

Si le vemos y escuchamos,

Es por ver la calentura

Que les da a sus reclamos,

Quien menos un caradura;

 

A todos les da carrete

Sin medida y sin tino

Para que larguen lo suyo,

Que si no huele a retrete,

Es porque es más dañino,

Y, por peor, no lo incluyo;

El tiempo de la Derecha

Es más bien tasado y corto;

Sin decir nada la echa

Como en un parto un aborto;

 

Tenemos Al Rojo Vivo

Con Ferreras tan activo,

Que más bien es coactivo

Y a veces tan excesivo

Que además es corrosivo.

 

II

 

De todos los colores,

Es el morado el que más le gusta;

El naranja calores

Le da y el azul fusta,

Y, desde luego, el verde le asusta;

 

Motivo por el cual,

El Sánchez al Iglesias le ha pedido

Que sea el animal

De compañía valido,

Que así dejarán el País jodido;

 

Y le ha dicho que sí,

Porque uniendo la experiencia del Psoe

Con la frescura ¡así!

De Podemos, ¡aloe!,

Y a ver si la Derecha se corroe;

 

Eso de la frescura,

En la creencia común de la gente,

Es ser un caradura,

Y subsidiariamente

Propio de una chusma indecente;

 

Y de esto sabe un rato

El Sánchez, lo que se dice un cerro,

Pues ladra como un gato

Y maula como un perro,

Cerdo en cuadra y en pocilga becerro;

 

Si estos elementos

Hacen “algo” que gobierne España,

No nos vengan con cuentos:

Nos darán mucha caña,

Y además de la peor mala saña;

 

Dicho a lo bestia: si no hay quien los eche,

Tendremos … ¡El Gobierno Mala Leche!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído