NO SE HAN HECHO ESPERAR

NO SE HAN HECHO ESPERAR

margin-bottom: .0001pt;text-align: center" align="center"> 

I

 

El primer toque, ¡ojo!, que le dio Europa

A Cataluña, si se independizaba,

Fue que no le pondría un plato de sopa

 

En el Parlamento que ella sustentaba;

Tendrá que explicarnos porque ahora, copa

Y puro a un trío de tontos del haba;

 

Tiempo ha, antes de inventarse la Opa,

Que un Presidente de nuestro Parlamento,

Se despachó a gusto con el ¡vaya tropa!;

 

Visto ya lo visto hasta este momento,

Con su oficio de hacernos la puñeta,

Lo del Parlamento de Europa es un cuento:

 

Puede hasta incluso que un día le peta,

Y, sin sorpresa, dando peras el olmo,

Esté en su Consejo un miembro de Eta;

 

Sea en Bruselas o en Estocolmo,

De su POLÍTICA HOSTIL CON ESPAÑA,

Con mayúsculas, ya sería el colmo;

 

Pero del Tribunal Europeo su saña

Ha dado con hueso, porque el Supremo

De España, firme le sigue dando caña:

 

Tanto el terco Junqueras como el memo

Puigdemont siguen uno en la trena

Y en el exilio el otro, según su baremo;

 

Queda por ver aún si de esta cadena

De decisiones, otra de sus argollas

Sea que el Sánchez le invite a su cena

 

Y vomite lo cocinado en las ollas

Del Torra, con quien, no obstante su condena

De “inhabilitado”, comparte las mollas

De la Secesión de Cataluña … Pena

Que nuestro Presidente … ¡sea gilipollas!.

 

II

 

Al monte ya los Catalinos

Con los monjes de Montserrat

Y allá “per la Font del Gat”,

A arrancar los viejos pinos,

Bajo cuya sombra el “pecat”

Cometen de su vil querencia,

Propensión y pendencia

De seguir aun perpetrando

El gigantesco contrabando

Ese de la Independencia …

 

De Europa el último bando

Ha sido el de “ordeno y mando”

Que eso ya se está acabando …

A ver ahora el Sánchez cuándo,

Cómo y dónde cambia de bando.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído