DE MENOS A MÁS

DE MENOS A MÁS

 

margin-bottom: .0001pt;text-align: center" align="center">I

No es de mal ver, pero no es tampoco,

Cuando se la oye cómo ensalza al Psoe,

Para que a uno, ¡coño!, se le caiga el moco;

 

Para ella el Sánchez es el aloe

Curalotodo, y no es Dios porque es ateo;

No hace falta que lo publique el BOE,

 

Lo saben el listo y el necio, el feo

Y hasta incluso Felipe el Hermoso,

Según el del CIS el último sondeo;

 

La suya es una faena de acoso

Y derribo, sin que nadie se resista

A su encanto, ni siquiera el fiel esposo

 

De cuantos hoy figuran en la lista

Del Socialismo, y, sin ningún empacho,

Por guapa la tienen y por la más lista;

 

No obstante, por sus trazas, más que en un despacho,

A veces se la ve mucho mejor puesta,

Si no con hoz y martillo, con capacho,

 

Recogiendo las heces de la gran gesta

De la UP, a la que le han puesto cama

Para, cuando quiera, se eche una siesta;

 

Por su condición de muy ilustre dama,

Sabe que esta unión, si no en tragedia,

Será un milagro si no acaba en drama;

 

Dicho en cristiano, si Dios no lo remedia,

-puede darse el caso-, cuando en madrastra

Se convierte la Política, la Media

 

Histórica es que el cornudo se arrastra,

Porque encima lo apalean, de la pilastra

De la vergüenza en torno, … ¡señora Lastra!.

 

II

 

La imagen perfecta de la hipocresía,

Nadie mejor que la Irene Montero;

Quien el oído le fía,

Acaba con el ¡qué tía!;

Le supera incluso al Zapatero,

Ante quien hay que quitarse el sombrero;

 

El manejo de la doblez lo domina

Mejor que santa Juana de Arco la espada;

Tal por su senda camina,

Que mintiendo es una mina;

Tanto en la pista como en la grada,

Miente más que Pinocho, …¡ahí es nada!;

 

Más que granos de maíz en la panocha,

Cuando la abre, le salen por la boca;

Como no se lo reprocha

El Ferreras, tal derrocha

Mentiras como quien, jugando a la Oca,

Al fin gana tirando cuando no le toca;

 

Lo que no está al alcance de nuestra mente,

Es cómo lo que dice es lo que no hace;

En ella es muy decente

Lo que en los demás indecente;

Aunque abrojos, quien en su prado no pace,

Sin saber latín … ¡requiescat in pace!;

 

De ser veraz presume y, sin embargo,

Es más falsa que una almendra amarga;

En mentirnos va de largo,

Sólo por tener el cargo

De Ministra … Y digo yo: según su larga

Perorata, no tiene el cargo, … ¡es una carga!.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído