UNA PREGUNTA

UNA PREGUNTA

 

 

A la luna de enero te he comparado,

Porque es la más bonita que tiene el año;

Pero este enero el cielo se ha nublado

 

Y que esté oculta la luna no es extraño;

Aprovechando el Sánchez una clara,

Creído de sí mismo que es oro en paño,

 

De su buen gobernar ha dado la cara,

Con tales contradicciones en su mente,

Que en vez de un impulso es una tara;

 

Pero hoy toca hablar de su gente,

De sus estrellas, las que de vez en cuando,

Por no decir siempre siendo indulgente,

 

Meten la pata, puesto que van largando

Más de la cuenta, tal como la moza

A la que ha hecho Ministra más que pitando,

 

Por lo del portavoz y de la portavoza;

Tal como la que, con cara de malva,

Que en vez de en el huerto estar segando broza,

 

En cuanto escampe y asome el alba,

Sin darle ya más vueltas al diccionario,

De ser la Calvo pasará a ser la Calva;

 

O cual la Celáa, para quien del Erario

Público son nuestros hijos, ellos y ellas;

Si nace más fea con este ideario,

 

Los hoy ya, tanto mozos como doncellas,

Haciendo de sus afeites un relicario,

La verán cual cabra llena de mamellas;

 

Y dado que el cielo es arbitrario

Y no nos deja ver otras estrellas,

Que como chinches abundan en el armario

 

Del Sánchez, para evitarme querellas,

Me meto en la cama y rezo un rosario

Por sus almas, oyendo rayos y centellas,

Pues si ahora sus rostros son un calvario,

Cuando les den puerta, … ¿qué será de ellas?.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Booking.com

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído