ES CAPAZ

 

De estar la celebración de la mesa rota

Poco antes, a poco después estar compuesta,

¡Coño!, es para mear y no echar gota;

 

En unas horas pasar del duelo a la fiesta

El Rufián, y de arrugarse a la cota

Más alta llegar el Sánchez, ni de una siesta

 

Ha pasado el tiempo; a estar en la picota

Sin saborear el éxito sin la mesa,

Ha visto como le han pasado la pelota;

 

Metiendo sin más el Rufián en su dehesa

El toro de la amenaza, se lo ha hecho encima,

Quedando en agua de borrajas la empresa

 

De olvidarse por ahora del Torra; de la cima,

En menos que al amanecer canta el gallo,

A la sima, donde, si no asco, da grima;

 

En tal estado de euforia, no obstante, lo hallo,

Que pienso que no se ha dado cuenta

Que ha pasado de príncipe a vasallo,

 

Y ajeno por completo a la tormenta

Que se avecina, con tal de seguir jefe

De los huéspedes de la Moncloa, aumenta

 

Cada día más la impresión que este mequetrefe,

Por seguir lidiando el toro del Poder,

Es capaz, según publica la Agencia Efe,

 

Conforme a su tenaz propensión a joder

La guarra, de adornarle la frente a su mujer.

Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído