FESVET responde a Fernando Simón

Los veterinarios también están indignados con el Gobierno Sánchez y sus ‘expertos’

Y recogiendo la indignación del colectivo Veterinario manifiesta su preocupación y desasosiego por el desconocimiento que tiene el Ministerio de Sanidad de las facultades y conocimientos de la profesión

Los veterinarios también están indignados con el Gobierno Sánchez y sus 'expertos'
El veterinario atendiendo a unas vacas. PD

De profunda decepción, así podemos calificar desde FESVET la respuesta que esta mañana ha dado Fernando Simón, médico epidemiólogo y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad a la pregunta formulada por Merca2 en la rueda de prensa que diariamente presentan desde el palacio de la Moncloa los responsables de comunicación de la crisis sanitaria del Covid-19.

Desde FESVET mostramos nuestra más absoluta indignación por el incomprensible desconocimiento de la potencialidad y capacidad de la profesión veterinaria para el control ambiental de los agentes biológicos responsables de esta y otras zoonosis y para la prevención en toda la cadena alimentaria.

Frustración porque el Ministerio de Sanidad, una vez más, no cuente con una profesión sanitaria básica en la cartera de servicios de salud pública, a la que se la tiene marginada y desarraigada del Sistema Nacional de Salud y con la que no cuentan para participar en ningún comité técnico-científico ni en ningún otro equipo de respuesta rápida porque desconocen sus capacidades, conocimientos y aptitudes en una situación de crisis sanitaria de plena interacción animal-hombre-medio ambiente.

Desolación porque el Ministerio y el centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias no hayan contado con la profesión veterinaria desde el principio, con lo que hemos perdido mucho tiempo y mucho dinero, y lo más grave, una magnífica oportunidad para evitar muchísimos contagios y menguar el colapso del sistema sanitario. Con ello, probablemente estaremos cargando un considerable número de afectados por el COVID-19 a las espaldas que podríamos haber evitado si hubieran contado con la profesión veterinaria desde el principio. Si nos hubieran dejado tener iniciativa y proactividad en la defensa de la salud de manera preventiva.

En su respuesta solamente ha tenido en cuenta la posibilidad de que algún científico puntero tuviera la formación básica en este campo, cuando lo que se le estaba preguntando era por qué no había tenido en general en cuenta la capacidad y conocimientos de la profesión al completo.

Esa respuesta viene a corroborar una vez más la debilidad del Sistema Nacional de Salud en su capacidad de prevención de enfermedades infecciosas de agentes biológicos de origen animal y transmisión ambiental, además de humano a humano. Lo que venimos llamando en los últimos meses el “agujero de las zoonosis”. Ello ha impedido la puesta en marcha, en su momento, de medidas de bioseguridad para contener al coronavirus.

El Sistema Nacional de Salud liderado por la profesión médica esta enormemente sesgado hacia la parte asistencial o de curación de la enfermedad, olvidando …. las prestaciones de protección de la salud, en las que la profesión veterinaria tiene un papel preeminente por conocimiento científico de los procesos infecto-contagiosos que  afecta a las colectividades.

En definitiva, le han robado a la sociedad la capacidad de utilizar una gran herramienta que tiene y que infrautiliza. El capital de conocimientos científicos que atesora la VETERINARIA está siendo malgastado por el Ministerio de Sanidad por no saber encajar adecuadamente a la profesión veterinaria en el Sistema Nacional de Salud y en todos y cada uno de los Sistemas y Servicios de Salud Autonómicos.

 

Madrid a 4 de abril de dos mil veinte

EL COMITÉ EJECUTIVO FEDERAL DE FESVET

 

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído