Marta Pérez

Marta Pérez, hija del médico del Summa fallecido por coronavirus: «Te vendieron, papá»

Hola papá, sabes lo cabezota que soy cuando me propongo algo. Te voy a echar mucho de menos. Quiero ser tú voz, para reivindicar todos los errores y admirar y proteger a quienes te cuidaron

Marta Pérez, hija del médico del Summa fallecido por coronavirus: "Te vendieron, papá"
Luis Pérez. PD

Duele leer la carta. Ella se llama Marta Pérez, es estudiante de Medicina y jugadora profesional de baloncesto.

Su padre, Luis Antonio Pérez, ha muerto por el coronavirus. Tenía 61 años y era médico del Summa madrileño.

«No es un héroe, simplemente decidió dedicarse a los demás y a la medicina».

Y en su pesar, una duda eterna de complicada respuesta: «¿Se habría salvado si le hubieran hecho antes el test del Covid-19?»

Marta ha escrito una carta abierta en su perfil de Twitter en la que narra la dura batalla de su padre contra el coronavirus.

Unas líneas llenas de sentimiento y rabia que muestran a las claras la crueldad de una enfermedad que ya se ha llevado más de 100.000 vidas en Madrid.

«Os voy a contar mi peor pesadilla, cuyo protagonista no es un héroe», comienza Marta, quien nos acerca más a esta figura antes anónima y que ahora está recibiendo homenajes y reconocimiento del personal sanitario de Madrid.

La «pesadilla» empezó el pasado 15 de marzo de 2020.

Luis Pérez trabajaba en el ambulatorio HM Hospitales de Alcalá de Henares y por la noche tenía guardia de 12 horas en el Summa.

«Estaba doblando, matándose a trabajar porque desgraciadamente un médico en España no tiene la importancia ni consideración que se merece».

«Él era consciente del riesgo que tenía (era paciente de riesgo) y aún así, solo quería ayudar. Yo le apoyé y estaba muy orgullosade él».

Entonces llegó el contagio, algo que la familia no supo hasta 8-9 días más tarde tras el ingreso hospitalario.

«Porque claro, los políticos son fundamentales y se les debe hacer el test o la serología rápido, pero a los sanitarios les dejamos que se contagien y sin ellos saberlo ni quererlo pues que sigan contagiando a los pacientes…».

No cita a Carmen Calvo, la vicepresidenta de Sánchez a la que le hicieron cuatro test, uno tras otro. Ni a Irene Montero que se saltó todas las listas. Ni al resto de políticos a los que se atendió de inmediato. No los cita, pero se adivina en sus palabras.

Luis Pérez empezó su dura batalla contra el Covid-19 en su casa, aislado para no contagiar a su familia.

El dolor se iba intensificando a medida que los síntomas iban en aumento. Y todo con un pesar grande.

«Algo he hecho mal para infectarme. He fracasado. No puedo ayudar y he arriesgado a mi familia», decía a su hija a través del móvil.

Y empezó a ponerse peor.

«Me ahogo«, decía. Ingresó en el hospital y tras 12 días en la UCI falleció este domingo, 5 de abril de 2020.

«Fue un gran guerrero, luchó cada día (…). Se ha ido en silencio, sin molestar, como él era…».

E insiste Marta en que su padre «no es un héroe»:

«Es un ser humano notable, leal bondadoso, inteligente, listo, protector, cariñoso, agradable, humilde, trabajador, padre, hermano, amigo… Mi padre era un ángel en a tierra. Él era excelencia. Nada malo. Ningún enemigo».

Marta cierra la misiva con su próximo objetivo: «Voy a ser tu voz y la de todos los enfermos que se han ido».

En la carta, Marta Pérez se muestra muy crítica con las «lentas, desastrosas y desorganizadas autoridades expertas» y denuncia a aquellos «malos» que «no te dieron el material de protección, aquellos que te vendieron».

Luis Pérez, tras 30 años como médico en Urgencias y en Summa, deja mujer, tres hijos e infinidad de amigos.

MARCAS

TODAS LAS OFERTAS DE TU MARCA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas online de tu marca favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído