Manuel Morillo Miranda

Manuel Morillo Miranda: «Que viene el lobo»

Manuel Morillo Miranda: "Que viene el lobo"

Dentro de mi ignorancia supina sobre este virus me veo en la obligación de compartir unas líneas sobre mis elucubraciones sobre este tema, y como siempre digo, no intento persuadir a nadie, simplemente pido que reflexionemos sobre ello.

En primer lugar, creo que nos deberíamos fijar en «qué» o «quién» se beneficia de esta situación de crisis al más alto nivel, primero pensaba, cuando solo se daba esta situación en China, que quien se beneficia son las multinacionales farmacéuticas para engrosar el precio de alguna vacuna que posiblemente ya tengan preparada, los mercados de abastos aprovechándose de la alarma generalizada o, por otro lado, alguna empresa denominada «on line», como sucedió en China con la creación de «Aliexpress» en 2010 después del brote de SARS anterior a este COVID19. En cualquier caso no se le dio la importancia necesaria pensando que solo sucedería en el ámbito territorial del sureste asiático.

El problema radica en que rápidamente se extendió por Irán, Corea del Sur (supongo que en Corea del Norte también pero no se puede saber a ciencia cierta con la cerrazón de las dictaduras a abrirse al mundo en sus problemas), y llegó a Europa y arrasó Italia, observando que quienes de verdad sufrían el virus eran la gente mayor, posiblemente con patologías previas. Desde ese momento se debería haber hecho en Europa un plan de contingencia sanitaria y cerrar las fronteras inmediatamente para prevenir antes que curar, lo que conocemos como resiliencia.

Pero las instituciones europeas no se atrevieron, no se quisieron poner de acuerdo o vete a saber qué razón hubo detrás; lo plausible es que estaban más preocupados por eventos deportivos que por una eventual emergencia sanitaria. Tal y como llegó a Italia se empezó a expandir por toda Europa, pensar que eso no iba a suceder es de necios viviendo en un mundo tan globalizado, y llegó a nosotros, que tenemos un gobierno que estaba en la hinopia como todos los demás gobiernos europeos y que pensamos que esto «no nos va a pasar» porque vivimos en la sociedad del estómago agradecido, de a mí me las den todas, pero ya era tarde.

A partir de aquí la ecuación cambia, mi perspectiva también, y empecé a pensar que quien de verdad sale ganando son los gobiernos europeos (desconozco si se puede aplicar esta teoría en China, con una población desorbitada de 1350 millones de habitantes y que seguramente tendrá otras peculiaridades) Europa es vieja, se ha vuelto vieja habiendo superado dos conflagraciones mundiales y diversas guerras civiles como España o la extinta Yugoslavia, y que causó inmensos «baby crash» en su momento.

La cuestión es que Europa tiene una población cada vez más avejentada o sobreenvejecida, con una esperanza de vida bastante alta (Suecia y España se llevan la palma con una esperanza de vida mayor de 80 años), y que se vive cada vez peor la cuestión de las pensiones de nuestros mayores, unos por estar descontentos con las pensiones y otros (el gobierno) por no saber valorar el esfuerzo de los años de trabajo de nuestros mayores, años que sirvieron para levantar economías en ruinas; y lo más triste es que a esto hay que sumarle la baja tasa de natalidad, las parejas no tienen descendencia y tampoco es que los diversos gobiernos, españoles y europeos, que hemos tenido, sin generalizar, hayan hecho grandes dispendios en esa cuestión.

En fin, hay que cuidar a nuestros mayores, no porque nos lo dicten las instituciones sino por sentido común, porque nos han criado y no se merecen este sinsentido, cada persona debe vivir el tiempo que el destino le tiene deparado y no el tiempo que imponga una pandemia, ya veremos si provocada o no por intereses gubernamentales estatales o supra estatales, de las cuestiones biológicas como la selección natural o la supervivencia del más fuerte, que se ocupen otros… Que viene el lobo, que viene el lobo, el lobo está aquí para quedarse.

Manuel Morillo Miranda

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído