Y EL VIVO AL BOLLO

Y EL VIVO AL BOLLO

 

De la salud, dinero y amor,

La luna está en cuarto menguante;

Como al Sánchez no le echen pronto el guante

Y lo mandan a que le den por …

No habrá cuerpo que lo aguante;

 

Si a la Sanidad y a la Economía,

El Estado de Alarma su energía

No les devuelve, aunque el amor

Bregue, pronto a esta España de sopor,

No la va conocer ni su tía;

 

De momento el camino que lleva

El Sánchez, fiel sembrador de amapolas

En vez de trigos, nos pone en las colas

Del Paro, y haga sol o llueva,

Muchos están ya de él hasta las bolas;

 

Incluso entre los suyos hay ya roces,

Porque también a ellos les da coces,

En este camino en las cunetas

Dejándolos… Y que a hacer puñetas

Lo mandarán, es un secreto a voces;

 

Le obsesiona seguir en la Moncloa,

Le domina esta idea de tal

Manera, que si esto acaba cual

Él espera, para él la loa,

Y el vituperio, si acaba mal,

 

Para quienes le han puesto escollo

A su barco, por no estar a su rollo;

Alargar el Estado de Alarma,

Es ahora de su religión el karma,

Que el muerto al hoyo y el vivo al bollo;

 

Lo que tiene el Sánchez no es mala leche,

Sino perpetuarse, como escabeche

En lata, sin que nadie lo sospeche,

Mientras le dejen que más siestas se eche,

Y de la Moncloa no haya quien le eche.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído