Joan Jiménez Gómez: «Señores del Gobierno. Cuidado con las formas»

Joan Jiménez Gómez: "Señores del Gobierno. Cuidado con las formas"

Hace tiempo que sabemos que el Tercer Reich carecía de ideología consistente y estructura coherente. Que fue un monstruo caótico, amorfo y sin ley. Que su política no fue más que la expresión de luchas internas entre las distintas fuerzas que lo constituían. Y que su poderío, al igual que su vulnerabilidad, emanaba del grado de conspiración de entre esos mismos grupos con intereses particulares. Pues cada uno de ellos buscaba denodadamente expandir su poder sin ceder autoridad o estatus a ninguna de las otras partes.

También sabemos que las formas legales y administrativas de un país dicen poco sobre la distribución real de quien ostenta el poder. Y que ello se agrava a medida que se van otorgando competencias a distintos organismos y grados de control superiores a los rangos políticos. Pues confiar objetivos específicos a individuos reconocidos y provistos de especial autoridad, permite que salgan vencedores quienes tienen una voluntad más fuerte y mayor red de aliados. No necesariamente el mando más alto.

En otras palabras, las luchas internas y la constante improvisación de un gobierno de impulsos y caos, de retórica de liderazgo y cortoplacismo, responde a un darwinismo institucional que sólo alguien con mucha paciencia y experiencia podrá algún día dilucidar.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído