La víctima es matrona en un Centro de Salud de Reus (Tarragona)

Pilar Damián: «Los okupas se apoderaron de mi casa en pleno confinamiento, mientras estaba trabajando como sanitaria»

Pilar Damián: "Los okupas se apoderaron de mi casa en pleno confinamiento, mientras estaba trabajando como sanitaria"
Okupas y Pilar Damian. PD

Un día te acuestas pensando que vives en Europa y te despiertas en Gotham City.

Soy vecina de Vic, pero esto que os explicaré puede pasarle a cualquiera en España. Tengo 62 años, trabajo en un centro de salud de Reus y entraron en mi casa de Vic, mi única propiedad y en la que estoy empadronada.

Solo hacía tres meses que la puse en venta al conseguir la plaza oficial en Reus.

¿Alguien sabe que si os okupan vuestra vivienda ya no importará si solo hace 24 horas o si es vuestra vivienda habitual? ¿Sabéis que perdéis todos los derechos sobre la casa y sobre todas vuestras posesiones mas personales?

En este momento no podéis recuperar nada, tendréis solo lo puesto.

Los okupas solo necesitan 15 minutos para cambiar la cerradura o simplemente el bombín de la cerradura, y en estos momentos “ legalmente” será su casa.

Si los molestas o les cortas suministros te denunciarán a ti, y esto puede costar indemnizaciones, la justicia te perseguirá; los okupas tendrán abogados de oficio y por lo tanto una vez mas les saldrá todo gratis.

La vía legal tardará entre uno y dos años en desalojarlos.

El llamado “desalojo exprés” puede tardar 3 o 4 meses, eso sin época de coronavirus, y los costes del proceso son elevados. Si caes en manos de una mafia como parece ser mi caso, cuando saben que llega el día del desalojo venden la llave por una cantidad que va de los quinientos a los dos mil euros a otro okupa y comienza el proceso de nuevo.

Las mafias ya no buscan casas abandonadas, buscan casas en condiciones con electrodomésticos y comodidades. Pagarán lo mismo.

En un intento de mediación, mis okupas tuvieron las narices de decir que está casa les iba muy bien, que ellos no tenían problemas de dinero pero que querían una casa.

‘Los vulnerables’ que han ocupado mi casa tienen coche y a la semana contrataron fibra óptica.

No pretendo asustar a nadie, os cuento mi experiencia y ahora se que es la experiencia de muchas familias en todo el país.

No importa la condición económica o la zona, esto puede pasar a todo el mundo en un fin de semana o en unas vacaciones. Tanto si tienes piso, casa o chalet.

No quiero perder la esperanza porque esta es la única casa que tengo, la única oportunidad de tener casa para mi jubilación.

No entiendo como no hay protestas sociales, quiero pensar que es por desconocimiento y por la creencia de que eso no nos puede pasar, pero todo aquello por lo que habéis trabajado toda la vida puede desaparecer en 15 minutos.

Me he sentido abandonada por instituciones, policía y justicia. Si esto funcionara de otro modo, yo me habría ahorrado mucha ansiedad y estrés porqué todo esto habría sido un simple y molesto contratiempo.

Además, esto me ha pasado durante el confinamiento, mientras los sanitarios estábamos trabajando.

Mucho aplaudir, sí, pero este ha sido mi resultado.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído