COMPAÑEROS DEL ALMA

COMPAÑEROS DEL ALMA

 

Condenado a estar con las piernas en alto, así las tengo,

Aunque para mis dolores con muy poco consuelo;

Y qué decir si en el panorama me detengo,

Un poco, del Gobierno que tenemos, ¡santo cielo!,

Pues nunca logro salir de la duda que mantengo:

¿Realmente nos gobierna, o está tomándonos el pelo?;

Tengo la sensación de que es un barco a la deriva,

Que nos está poniendo España patas arriba;

 

Mutado el Presidente en Capitán de un Crucero,

Y en el timón, poniendo rumbo, un Polizonte,

Un anochecer con música del Porom-pom-pero,

Y un amanecer con lo de la cabra tira al monte …

El Sánchez: Ruta a las Calderas de Pedro Botero,

Y el Iglesias, que todo el monte es orégano, ponte:

Con uno, porque se hunde el barco, pidiendo auxilio;

Con el otro, para comer, cola en su domicilio;

 

Compañeros del alma en esta travesía,

Solo en apariencia; en el fondo hay una porfía

A muerte, entre la hipócrita palabrería

Del Capitán … ¡y del Polizonte de Compañía!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído