¡TAMBIÉN!

¡TAMBIÉN!

 

Al Sánchez, ya lo que falta,

Tumbarse como una cerda

Y le mamen sus lechones;

Es la lisonja más alta

Que le tributa la Izquierda,

Porque ha tenido cojones

En Bruselas, y en España

Por meterle una puya,

Porque ha sido tacaña

No cantándole … ¡aleluya!;

 

El Sánchez que él desea,

Es ese:  el de Bruselas,

El que le pone espuelas

Porque sea la capea

De gobernar sin cautelas

De darle orejas y rabo;

Lo suyo es al fin y cabo,

Aunque mienta, y lo que haga,

Aunque lo niegue, la caga,

Que le griten: ¡bravo!, ¡bravo!,

 

Y el Espada satisfecho

Por todo lo que ha hecho,

Que más bien ha sido nada;

Sin la muleta prestada

Por la Merkel, tan maltrecho

Ha acabado la faena,

Que el éxito en todo caso,

Claro que ha sido de pena,

Por haber hecho el Payaso;

 

Con su fake suma cum laude,

Aunque su triunfo es un fraude,

Está en que a nadie defraude,

Con que él también recaude

Que a un payaso … ¡se aplaude!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído