EL HASTÍO DEL DESDÉN

EL HASTÍO DEL DESDÉN

 

No volverán las oscuras golondrinas,

Ni tampoco el Gobierno, pues no se han ido,

Porque el invierno promete ser caliente;

Eso de echar al Sánchez son pamplinas;

Mientras no deje España hecha un ejido,

El continuará siendo el Presidente

De un Gobierno, que lo único que hace,

Es que, donde él manda, es donde pace;

 

Un Gobierno de galápagos que mudan

De color y deambulan entre Pinto

Y Valdemoro, a las órdenes del Amo,

Y lo que digan los demás se la sudan,

De modo que, si por la mañana, tinto,

Blanco por la tarde, según el marchamo

Que les ponga a fuego su Presidente,

Que, cuando habla, revienta si no miente;

 

El ser depredadores de la decencia

Y de la justicia, y unos pasotas

De la verdad, ¡coño!, lo tienen a gala;

Y si le reprochan su mala conciencia,

Como de alcanzar las más altas cotas

De la mentira, ¡cojones!, les resbala;

Y el colmo: si estos dardos dan en la testa

Del Presidente, … ¡no sabe o no contesta!;

 

No hacer nada y llevarse una pasta gansa,

Como el descaro a las fieras no amansa,

Y si algo hacen, en el desdén se remansa,

¡Leche!, … ¡claro que la gente ya se cansa!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído