Pablo Delgado Escolar: «¿Todavía le crees?»

Pablo Delgado Escolar: "¿Todavía le crees?"

Es terrible estar gobernado por un señor inútil, incapaz, inane, pero es mucho peor que sea pérfido, malvado, ladino. Claro que si en la misma persona se acumulan esos atributos, llegamos a un extremo como el que padecemos en España. ¿Y cual es la razón de haber alcanzado semejante situación? Suponiendo que las elecciones últimas hayan sido limpias, al error de un buen puñado de votantes crédulos con la brillante oratoria del doctor Fraude, es la causa principal; pero no la única, pues siempre hay un nutrido grupo de borregos que no tienen el menor escrúpulo en dar su apoyo a la vileza de su líder; pero estos deberían tener presente que un pueblo que elige a corruptos, no es víctima, es cómplice.

Son tantas las felonías de nuestro gobierno, con la aquiescencia del presidente, si no con su impulso, que una hace sombra a la anterior e impide verla y recordarla. Relatarlas todas sería sumamente largo, pero todos recordaremos más de una, como muestra de un amplio catálogo de su depravación. Recordemos el afán que tiene Sánchez de controlar las Instituciones para tenerlas a su servicio. Y entre todas, al Jefe  del Estado, al que pretende eliminar soterradamente y muy poco a poco, para erigirse en el máximo mandatario en España. Todos sabemos que el Jefe del Estado es la autoridad suprema y representa la unidad y continuidad; estas características de nuestro Rey no puede soportarlas Pedro el falso, que, como niño con zapatos nuevos, se cree “algo”, precisamente cuando una mayoría sabemos que es un intruso que se “coló” para fastidiarnos a los españoles.

Pero ahora pretende entrar en Madrid, un terreno poco fértil para esa insidiosa ultraizquierda. Desde que estuvo gobernando el moderado Leguina, ningún otro político del PSOE, y mucho menos del PSOE de Sánchez, ha tenido nada que hacer en la Capital del Reino, pues aquí si sabemos que el gobierno no puede resolver problemas cuando el problema es el gobierno. El más inútil de los gobiernos de Europa enfrentados al coronavirus, diseña triquiñuelas indecentes contra Madrid para intentar apoderarse de su gobierno y humillar todo lo posible a sus habitantes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído