AQUELLOS AÑOS DE PLOMO

AQUELLOS AÑOS DE PLOMO

 

Según se mire al Marlaska, de frente o de espaldas,

El Gobierno tiene distinta composición,

Pues en un caso son once y media con faldas,

 

Y en el otro son diez y medio con faldón,

Con lo que lo de la paridad: ¡nada de nada!,

Pues deben ser once y once, … ¡y no lo son!;

 

Sigo: según a más de la mitad de la bancada,

Ni se la ve, ni se la oye, y, si algo hace,

Es agua de borrajas, o es agua pasada,

 

Que no mueve molino, y, no obstante, pace

En la pradera sagrada de nuestros impuestos,

Lo suyo es, sin duda, el ¡requiescant in pace!;

 

Otros pájaros vendrán que ocupen sus puestos,

E incuben los huevos del bienestar y el progreso,

Pues seguro que lo harán mucho mejor que éstos

 

Y éstas, que el dar un palo al agua, … ¡ni eso!;

Y acabo: Se ha de saber que un Gobierno

De gentuza sin más horizonte que el regreso

 

A una Década de Miseria, ¡sí!, del Cuerno

De la Abundancia que promete: ¡Ni un solo hueso

Para los perros! … Para nosotros, … ¡el infierno! …

De aquellos años de plomo, … ¡aún siento el peso!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído