¡TAMBIÉN, SEÑOR!

¡TAMBIÉN, SEÑOR!

 

El miedo guarda la viña,

Y al Sánchez la hemeroteca,

Que lo tiene confinado,

Como ave de rapiña,

Con una enorme jaqueca,

Ese artilugio malvado,

Que en sus tripas tiene impreso,

Por con Rajoy no ir de acuerdo,

Cuando fue un perro sabueso,

O mucho peor, … ¡un cerdo!;

 

Lanzado a los cuatro vientos

Su pasado vil o sucio,

Se oculta tras la mampara

De que estos presentimientos

De acabar, de can o rucio

Con esa pesada tara,

De lo que fue flauta o lira,

Puedan ser realidad,

Pues para él la mentira

Es la única verdad;

 

Pero llegado el momento,

Por fin de ahuecar el ala

Y explicar su reclusión,

Se erigirá un monumento,

Pues todo esto le resbala

A éste del Poder buscón,

Si no de cal, con arena,

O, aunque sea con escoria,

Para eludir la condena,

Y aquí paz y después, gloria;

 

Al alba sopla a babor,

Como al ocaso a estribor;

Digo esto sólo por

Ser de la ciencia el doctor,

De la orquesta el director,

Del monte el leñador

Y guía de Marina d´Or,

Pedro Sánchez, el mejor …

Y que morirá en olor

De santidad, … ¡también, Señor!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído