LA PRÓXIMA CITA

LA PRÓXIMA CITA

 

Excepto muy pocas, que tienen un pase,

Ya las demás Ministras en un Concurso

De Belleza, ninguna sería la Miss;

Quizás por esto, o porque no han ido a clase

De Política, o les queda algún curso,

De no saber que hacen estamos en un tris;

Apenas se las ve y, si se las oye

Algo, es tan vano, que no hay quien las apoye;

 

Las tres o cuatro que suelen dar la cara,

Además de tener que oír sus sandeces,

O sus mentiras, según de ellas quien sea,

Lo primero que uno piensa es para,

Sin querer, exclamar: ¡La mar y los peces,

Tierra y cielos, …  ¡Joder, qué tía más fea!;

Quien su seso en esto no se le arredra,

Que sea audaz y eche la primera piedra;

 

Tras este pronto, uno recapacita,

Y, si es devoto, le pide a santa Rita,

Patrona de los imposibles bendita,

Que a ver si hay suerte y la próxima cita,

Que en la Tele le sorprenda la visita

De alguna de estas Ministras, le invita

A un viaje distinto, que el sueño no quita,

En el tren de Arganda, … ¡que ni anda, ni pita!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído