¡TIERRA BALDÍA!

¡TIERRA BALDÍA!

 

Ya es triste tener que hablar siempre de lo mismo,

De un Presidente que, ni hecho de encargo,

Es más embustero, y de quien, al abismo,

Con su “¡andad y jodeos!”, perverso y amargo,

Quiere llevar a España con el Comunismo,

Y con él, ya sin el Vice, de Presidente,

Que en la puta miseria se vea la gente;

 

El Sánchez con sus mentiras, una tras otra,

Sigue durmiendo en la Moncloa, aunque en vilo,

Pues, cada vez que puede, su coche empotra

El Moñas, antes el Coleta, contra su silo,

Todavía con trigo, él sigue con la potra

De que el compañero de los de la ETA,

E Independentistas, aún no ha llegado a meta;

 

A éste hábil conductor del coche de la muerte,

Aún le falta para llegar al cementerio,

Y hasta conseguirlo, con cerezas del Jerte

Le entretiene, desde el propio Ministerio

De su adjunta Irene, convertido en un Fuerte,

Dónde, aunque el despilfarro no nos cuadre

De nuestros euros, se vive de puta madre;

 

Cuando hartos de las mentiras y la porfía

De uno y otro, respectivamente, día

Y noche, como del tiempo en la alcancía

No hay más segundos, si alguien aún se fía

De ellos, … ¡sepa que pisa tierra baldía!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Lo más leído