¡VAYA MIERDA!

¡VAYA MIERDA!

 

A mí, ni de Ética ni de Moral,

Que de eso no tiene ni puta idea,

Que el Moña me dé lecciones de decencia,

Me da que rebuzna un burro sin bozal;

U otra infusión que da diarrea:

Que al hozar de un puerco tiene querencia;

No atándole a la sin hueso el ramal,

Me da lo mismo pocilga que corral;

 

¡Maldita hemeroteca!, que pone negro

Sobre blanco, convirtiendo en noche oscura

Lo que prometía ser un claro día,

Y hoy de sus augurios queda el reintegro

De un tipo removiendo la basura

De la más hedionda hipocresía;

De su rol de ¡regenerar la Política!,

Al hecho de peor que una plaga bíblica;

 

Lo que prometió que haría o no haría,

Ahora está haciendo todo lo contrario;

¡Coño!, como para fiarse de su palabra;

Aunque se lo echen en cara, él porfía

En no modificar su itinerario,

Tirando al monte tal como la cabra;

Su Política es la del camaleón:

Si ayer un ser puro, … ¡a hoy un pendón!;

 

El ejemplar más fiel de la Extrema Izquierda,

En el tramo ya más débil de su cuerda,

De quien, sea el más listo o la más lerda,

Sin miedo a errar, puede decir: … ¡vaya mierda!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Lo más leído