¡VERGUENZA, POCA!

¡VERGUENZA, POCA!

 

Al abominable hombre de los micrófonos,

En cuanto le acercan uno a su boca,

Lanza anatemas duros como una roca

Contra la Derecha, tratando de monótonos

 

A todos sus miembros, pues con los mismos fósforos

Encienden siempre, tal que, en el Juego de la Oca,

Con el consabido “y tiro porque me toca,”

El fuego de los improperios, incluso homófonos,

 

Mucho peores que los de Juana la Loca

A su fiel Rey Felipe … Con estos monólogos

Se pone las botas, más que el pico los tórtolos,

 

El tal Ábalos, por el suelo, como una foca,

Arrastrando su cuerpo en pos de unos óbolos

Para su cinismo, … ¡porque vergüenza, poca!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Lo más leído