CON EL CARRITO DE LOS HELADOS

CON EL CARRITO DE LOS HELADOS

Dos botijos y los dos agrietados,

Uno de barro y el otro de cieno,

El de barro de ensoñaciones lleno,

Y el de cieno, por todos sus lados,

Rezumando odios ya sepultados,

Que, del drama del dolor, ¡qué bueno,

El Maestre!, repite su reestreno

Cuando La Sexta le da, bien pagados,

Todos los minutos de oro hasta el pleno

Del tiempo que precise para sus atentados

A la verdad … Tal, sin freno,

Cual la Almeida, sin que ni el duodeno

Les duela, y sin darse por enterados

Que con el carrito de los helados

Les pillan siempre, pues, por el terreno

Que andan, … ¡siempre salen escaldados!.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Salvador Monzó Romero

Salvador Monzó Romero cuenta la feria según le ha ido y según le va, siempre ante la pantalla de la Televisión, reivindicando desde su sillón-bol, un tanto escorado a la derecha, su derecho a la crítica mordaz y ácida, pero con carácter moralizante.

Lo más leído