Bokabulario

¿Quién pintó las caricaturas de Mahoma? La CIA, por supuesto

El español converso al islam Mansur Escudero, presidente de la Junta Islámica, cree que detrás de las manifestaciones, los saqueos y las amenazas que sacuden el mundo islámico contra la Europa que acoge a millones de musulmanes y mantiene a los palestinos hay una mano negra. ¿Cuál? La de Washington, por supuesto.

Así lo explica en una entrevista.

Algunas voces defienden que el mundo islámico ha tomado esta historia como excusa para atacar a Occidente…
-Yo pienso que es al revés. Hay motivos para sospechar, por las reacciones que ha habido, que podría (yo no lo sé y no quiero entrar en teorías conspiratorias) haber determinadas estrategias que buscan el enfrentamiento de civilizaciones. Hay intereses que están detrás de este choque. Es una teoría desarrollada en algunos países que mantienen la visión de que el choque es inevitable. Para que esta formulación pueda materializarse en acciones necesita de pretextos. Es posible que no haya sido planeado, pero sí puede haber sido instrumentalizado. ¿Quién sale beneficiado de esa dinámica de enfrentamiento? Determinados poderes que se sirven después de los pueblos. Debe haber primero una preparación psicológica para ir dando a la gente una imagen del Islam como algo fanático, retrógrado, violento. Creo que esa es la estrategia que se busca.

En cambio, no hay nada sospechoso en que las protestas estallen a los cuatro meses de imprimirse las caricaturas y en Estados policiales como Siria y Pakistán. Ya se sabe, los mahometanos son gente bondadosa y pacífica.

Lo preocupante para Escudero no es que haya unos bárbaros que proclaman sus ganas de matar a quien dibuja a Mahoma, sino que la oleada de fanatismo sea «instrumentalizada» por unos poderes siniestros para desprestigiar el islam, esa religión de paz, en cuyo nombre se mata en todo el mundo.

Mansur y sus compañeros también aplicaron semejante modo de pensar al caso de una mujer nigeriana que estuvo a punto de ser lapidada. Escribieron al juez que su decisión no era conveniente porque aumentaba la repulsión al islam entre los españoles.

Debes saber que decisiones judiciales como éstas están siendo utilizadas para divulgar una imagen terrible de nuestro dîn, para negar su verdadero rostro. (…) La mayoría de los occidentales piensan que el Islam es cruel, y decisiones como la tuya son difundidas a gran escala para confirmar esas sospechas.

De nuevo, lo malo no es el hecho, sino que éste salga en televisión.

Al menos Escudero disimula un poco y no se apunta a la tesis conspiratoria con rotundidad, a diferencia del dibujante Máximo. ¿Se le ha ocurrido al progre Máximo que da justificaciones a los que están dispuestos a matar a los dibujantes de las viñetas porque «trabajan para el Gran Satán»?

(Por cierto, echo de menos las voces de los titiriteros que decían que el PP arremetía contra su libertad de expresión en defensa de los periódicos marcados por estos bárbaros.)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído