Bokabulario

ZP miente: hay memoria histórica desde hace 30 años

El Gobierno de Rodríguez ha aprobado el anteproyecto de Ley de Memoria Histórica. ¡Otra división que el PSOE causa entre los españoles!

Para la izquierda, la mentira es un arma política (revolucionaria, dijo Salvador Allende). Uno de los argumentos que aducen los socialistas y los guerracivilistas es que en la transición hubo un pacto de silencio sobre el franquismo, pero yo he crecido viendo en las librerías y leyendo docenas de ensayos y novelas al respecto, y la inmensa mayoría escritos en contra. ¿Cuánto tiempo hace que Ian Gibson explota a García Lorca?, ¿veinticinco años?

Los pilares de la memoria histórica son tan endebles que muchos historiadores se oponen a ella. Y no hablo sólo de Pío Moa –en su última columna recuerda que el historiador catalanista Alberto Reig Tapia es hijo del director del NODO-, sino de otros de izquierdas, como Santos Juliá. Para éste,

¿Qué se legisla? ¿El contenido de un relato sobre el pasado? El empeño no sólo carece de sentido, sino que revela una tentación totalitaria: no puede elaborarse un único relato sobre el pasado porque ningún pasado -menos aún el de luchas a muerte- puede conservar idéntico sentido para todos los miembros de una misma sociedad

Pascual Tamburri va más alla:

La izquierda no perdona, nunca lo ha hecho. Pero Zapatero no es tan tonto como para llegar a esto por simple revancha. Su voluntad es construir un nuevo régimen y para lograrlo debe destruir el anterior, empezando por su legitimidad de hecho y de derecho.

Es decir, todo este movimiento, que la extrema izquierda considera todavía insuficiente, tiene orígenes y finalidades políticos. Como acostumbra, el Bobo Solemne justifica sus actos con la apelaciones sentimentaloides: desenterrar a los abuelos, dar pensiones a viejecitos… Estamos ante otra mentira. En una magnífica información, el diario La Razón publica las normas jurídicas que desde la muerte de Franco borraron los restos de la guerra. Por ejemplo,

El decreto 3357/1975 declaró revisadas de oficio y anuladas todas las sanciones administrativas acordadas de conformidad con lo que establecía la ley de 10 de febrero de 1939, de responsabilidades políticas.

El Real Decreto 6/1978, de 6 de marzo, reguló la situación de los militares profesionales que tomaron parte en la guerra civil, en el Ejército republicano.

La mayoría de las normas fueron aprobadas por los Gobiernos de UCD y hasta de Arias Navarro. Y Felipe González no miró al pasado, hasta que en 1993 creyó que podía perder las elecciones y entonces recurrió a vincular el PP con el franquismo; es decir, oportunismo.

ZP nos miente… de nuevo.

(Aconsejo la lectura de este artículo del académico Francisco Rodríguez Adrados para conocer más hechos sobre la maravillosa Segunda República.)

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

CONSOLAS

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído