Bokabulario

Catalana, lesbiana, no fumadora y joven, la nueva aristocracia de Expaña

La ingeniería social de ZP nos está devolivendo a los fueros personales y territoriales vigentes en la Edad Media. El Tribunal Constitucional considera constitucional (perdón) poner una pena distinta por la misma conducta a un hombre que a una mujer.

Aplicación de la división de poderes: el Tribunal Constitucional, gracias al sector nazi-progresista y al habitual conservador tonto, ha rechazado un recurso contra la Ley de Igualdad de Género (ésa que no ha evitado que aumente el número de mujeres asesinadas; de los hombres asesinados por sus parejas no se dice nada).

Ésta va a ser la legislatura en la que el TC levante la última barrera que frenaba la revolución social, hecha por ZP en la anterior. Los magistrados, encabezados por María Emilia Casas, van a poner los últimos sellos en el estatuto catalán, el gaymonio y todos los engendros aprobados por el PSOE (y por los compañeros de viaje de IU, CiU, ERC y PNV). La derecha política, que siente rerverencia ante el papel oficial y sustituye los principios por la jurisprudencia, aceptará las sentencias y tratará de adaptarse al nuevo régimen.

Por obra de ZP, la igualdad, ese anhelo de izquierdas, ha sido eliminado de la sociedad expañola. Las Monarquías nacionales, los revolucionarios, los liberales y los republicanos se esforzaron por reducir y eliminar los fueros personales y territoriales. En la Edad Media española, por ejemplo, en Toledo vivían judíos, cristianos y mahometanos; cada uno tenía leyes y tribunales distintos; la situación se complicaba si además eran extranjeros. Hasta finales del siglo XVIII y principios del XIX, había diferencias en función del origen social. Ahora, lo progresista es devolvernos a esa época, con sus vasallos, sus señores, suss siervos de la gleba.

En la Expaña revolucionaria de ZP hay diferencias entre:
-los hombres y las mujeres
-los heterosexuales y los homosexuales
-los catalanes y los demás
-los musulmanes y los cristianos
-los fumadores y los no fumadores
-los titiriteros y los contribuyentes
-las divorciadas y los divorciados.
-los diputados y los ciudadanos
-los inmigrantes y los nativos (los inmigrantes gozan de asistencia jurídica gratuitas ya en Barajas)
-los Borbones y los plebeyos
-los piratas somalíes y los secuestradores expañoles
-los constructores y los compradores de pisos
David Taguas y el resto
Los Albertos y el resto
Jesús Eguiguren y otros maltratadores de mujeres

La nueva aristocracia la formarían no los guerreros, ni los bachilleres ni los vizcondes ni los jacobinos, sino las catalanas, lesbianas, jóvenes y no fumadoras.

Lo peor, ser cuarentón, fumador, gordo, al que le gustan las mujeres, del Real Madrid, que da un azote a su hijo y, por supuesto, aragonés, que ya son tontos.

Una pregunta: si en un gaymonio uno o una o un@ maltrata a su pareja o parejo, ¿cómo se aplicará esta ley?

¡Venga, más orgasmos democráticos!

Hace sólo unos días nos partimos la caja con el señor Zerolo y sus orgasmos democráticos. Ahora, sin embargo, vuelves la vista atrás y te das cuenta de que Zerolo es un oráculo. Un oráculo griego, en el sentido laxo. En este país de locos todo el monte es orgasmo y la ciudadanía que vota con la pelvis y piensa -cuando piensa- con el antifonario, ha hecho que el canario se pavonee igual que un gallo.

CODA: Menos mal que las mujeres, tan pacíficas y sensibles, son siempre las víctimas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído