Bokabulario

El manual de los progres: ‘No pienses en un elefante’

He aquí un libro que José Blanco, ese hintelektual, recomendó a sus correligionarios. ¿Cuántos pperos lo habrán leído?

En Estados Unidos, Francia e Italia las candidaturas anti-progres, arrasan con un discurso opuesto al aborto, que ensalza la patria y el deber, contrario a la inmigración desaforada y defensor del cristianismo. En España, por el contrario, el PP quiere ganar al PSOE con más mujeres (¡qué estupidez!), más futuro y más talante (Rajoy se ha olvidado de las flores y los besos).

Recomiendo a los pperos que lean No pienses en un elefante, de George Lakoff, a ver si son capaces de reconocer en el Partido Demócrata los mismos errores que están cometiendo ellos. Para animarles, dejo la crítica que acabo de publicar en la página del GEES.

No pienses en un elefante nos habla de un país que los derechistas españoles no hemos conocido más que en las películas de John Wayne y Charlton Heston: un país en el que nuestras ideas son mayoritarias y los progres no saben dónde tienen la mano izquierda.

¿cómo ha conseguido la derecha y su brazo político, el Partido Republicano, triunfar? Para un progre como Lakoff, los republicanos son siervos del capital, imperialistas, belicosos, antipáticos y enemigos del pueblo. Quieren dominar el mundo y sus riquezas, prohibir el aborto y suprimir la seguridad social. ¿Cómo semejantes monstruos persuaden a los obreros, los sindicalistas, las mujeres y los veteranos de guerra de que voten a sus candidatos? Mediante el dominio del lenguaje y la creación de marcos. “Entienden cómo piensa y cómo habla la gente”. ¿Y qué son los marcos? “Son estructuras mentales que conforman nuestro modo de ver el mundo. (…) El cambio de marco es cambio social” (pág. 17).

En España, el PSOE, gran fabricante de marcos y de consignas, ha actuado de manera sobresaliente bajo la dirección del talante zapateril. Al matrimonio homosexual, el divorcio-exprés, el cambio de sexo mediante el informe de un psiquiatra, las cuotas obligatorias por sexo las llama políticas de ampliación de derechos. A la aceptación de los intereses de Marruecos, Venezuela, Cuba y Turquía lo llama Alianza de Civilizaciones. A la crisis la llama aceleración de la desaceleración. A la imposición de la versión comunista sobre la guerra civil y el régimen franquista la llama reparación de agravios. A los críticos y disidentes del nuevo régimen les llama antipatriotas, franquistas y derecha extrema. Y el PP y la mayoría de los escasos medios de comunicación que le apoyan han sido incapaces de elaborar mensajes (marcos, como dice Lakoff) que desmonten los anteriores. Las pocas veces que el PP ha sido capaz de pinchar al Imperio Progre, como cuando Mariano Rajoy dudó del peligro del cambio climático y de la propia existencia de éste tal como lo define Al Gore, han sido seguidas por una retirada ante el feroz contraataque del bloque progresista.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído