La Marea de Pérez Henares

Todo el mundo es «eco»

Como el bálsamo de Fierabrás, aquel que don Quijote supunía que curaba cualquier mal y el peor de los quebrantos, no hay marca ni actividad, ni oficio ni beneficio, que no pretenda apellidarse de ecológico. Ello es sinónimo de salud, de progresismo, de futuro, de ir por la buena sean, de ser hasta mejor gente. Es lo más politicamente correcto que hay sobre la tierra porque viene a suponer algo así como que uno es del bando de los buenos. Por contra, todo lo que no sea «eco» es algo pestilente, repulsivo, miserable y asqueroso.

Es la marca con más fuerza, el slogan con mayor penetración y la idea más incontestable. Son eco los coches, las industrias, las cremas, las casas, los hoteles, la «nouvel cousine», las actrices, los cantantes, Holliwood, la fortuna de Bil Gates y sobre todo el diseño, que eso es lo mas eco de todo lo eco porque ademas es lo eco vanguardista.

Las únicas, pobrecillas, que han resultado ahora no ser nada ecológicas sino las malignas causantes del cambio climático ¿saben quienes son?. Pues las vacas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído