La Marea de Pérez Henares

España, sin gobierno

Desde 1960, cuando creíamos que las turistas venían de Suecia, no subía así el paro en el mes de julio .Nunca, ni en las peores crisis. Julio siempre daba un respiro aunque fuera por los camareros. Ahora no . Ha traído, suma y sigue, otros 36.492 parados más, hasta el casi medio millón en lo que va de año, hasta ya otear los dos millones y medio de parados en total. Y queda el peor tramo por delante. El último cuatrimestre es tradicionalmente mucho más negativo en empleo. No es en absoluto descabellado pensar , pues, en tres millones de parados , ese 14 % que augura el BBVA, para el año que viene.

¿Y el gobierno?. Simplemente no hay, no existe, está desaparecido, lleva ausente desde las elecciones. Es mejor que nos hagamos a la idea. No tenemos gobierno. Para afrontar esta crisis, que amenaza con ser verdaderamente catastrófica, no podemos contar con ellos. Mejor dicho, habrá que ver como salimos a pesar de ellos. Como superamos está cada vez más preocupante situación con unos dirigentes inanes, incapaces hasta de reconocer el peligro y el problema y simplemente, paralizados del susto, ante su incapacidad de hacer frente a lo que tenemos encima. Y casi mejor que no hagan nada, si lo que se les ocurre es nos quitemos la corbata, entremos a Madrid muy despacito y que cambiemos la bombilla.

España tiene un presidente y una bandada de ministros. Pero carece de Gobierno, carece de gobernantes ante la crisis. Ya han demostrado , desde que ganaron las elecciones, incluso para algunos se veía venir en sus ocultamientos, que insluso desde antes, su atroz incapacidad para afrontar esta situación económicamente dura y difícil, a la que ni siquiera se han atrevido a llamar por su nombre.

La peor pesadilla de este agosto , mas allá de ese paro desbocado, de la inflación acelerada, de la recesión que acecha, de los conflictos sociales que asomaran , como ya advirtieron a boca de verano, es que ante ello carecemos de guía y liderato. Carecemos de una mínima hoja de ruta para salir del mal paso . Ante la crisis el avestrucismo monclovita primero metió la cabeza bajo tierra para no verla venir y ahora, como segunda fórmula de resolverla, ha decidido desaparecer, salir huyendo.Y como toda receta nos dicen, que tranquilos, que optimismo, que tengamos fé en el, que ZP proveerá.

La peor pesadilla de este agosto , mas alla de ese paro desbocado, de la inflación acelerada, de la recesión que acecha, de los conflictos sociales que asomaran , como ya adviertieron a boca de verano, es que ante ello carecemos de guia y lidetaro. Ante la crisis el avestrucismo monlovita primero metió la cabeza bajo tierra para no verla venir y ahora, como segunda fórmula de resolverla, ha decidido desaparecer, salir huyendo.

El paro desbocado y la inflación desatada. Un contrasentido. Cada vez con menos dinero y los precios cada vez más caros. Algo inaudito pero tan cierto como insoportable. Y todo no será el petroleo. El antes considerado buen gestor Pedro Solbes dice que al menos eso habrá de cambiar, que lo lógico es que bajen los precios. Y si. Ahí no cabe otro remedio. Ni un abuso más. Que los hay, autenticos atracos, en márgenes de beneficios. Y basta sentarse en un bar para comprobarlo. Algunas cosas habrán de cambiar.

La guinda la ponen las despilfarradoras autonomias, infladas a funcionarios, asesores y boato. Se han gastado, todas, el manso. Ahora estamos con la historia del reparto de impuestos. La trampa es la de siempre. Territorios ricos o poblados, y territorios pequeños o pobres. Se ha roto el concepto de ciudadano español que paga impuestos. La deriva actual no puede llevar a nada bueno porque ya esta en la perversidad de un sistema absolutamente contrario a la igualdad enre las personas. En la actual coyuntura nuestro cancer autonómico, el peor error cometido por la España democrática que no sólo no resolvió sus problema sino que los agudizo, los exacerbo y que cada vez la cuartea, la amenaza y la enfrenta más, se convierte en la peor de las remoras para intentar superarla. Lo que ahora pretende Cataluña, ya saltando todos los listones, y convirtiéndose de hecho en interlocutor independiente y en nivel de igualdad con el Estado, eso es el Estatut, es romper la unidad fiscal del Estado. La legislativa, la lingüística, la educacional ya hace tiempo que esta troceada. Queda el dinero y la justicia como paso final. En eso, justo es reconocerlo, el Gobierno está aguantando el pulso. Que por cierto se lo hecha, apoyado en sus socios separatista, uno que se supone es de los suyos y que se suponía de los nuestros, o sea de quienes nos sentimos españoles.

Nota 1) Lo de De Juana Chaos. Dicen como toda razón : es la ley. Pues bien , humanas son las leyes y si se demuestran tan injustas, tan repulsivas al sentido comun y a la dignidad de las personas y de los valores de una sociedad cámbiense de manera perentoria. No puede nadie vivir bajo leyes tan injustas.
Dice el PNV. No se escandalicen porque el criminal excarcelado no se arrepienta, se chulee ante las víctimas, no haga frente a las indemnizaciones y se enorgullezca de sus crímenes y de los de sus compinches. Eso no es nuevo. Ha pasado siempre. Que terrible, si. Pero si es ahora cuando hay que poner coto a esa indignidad se ponga ahora. Porque haya “sucedido”, porque el señor Erkoreka lo tenga normalizado, no deja de ser una atrocidad y una aberración. Si es lo de este asesino el detonante, bienvenido sea ahora. Lo que no puede seguirse es en el fango de tolerar el enaltecimiento del verdugo y pisotear la dignidad del ofendido /strong>

Nota 2) El «señorito» Puig llama malnacidos a los extremeños por no valorar la «solidaridad» catalana. Pagar impuestos lo entienden estos señoritos ricos como caridad que debe ser genuflexamente agradecida por los pobres.
En esto desemboca el nacionalismo y esta es la ideolog.ia que descubre, ayer Suñé, hoy este pájaro. En esas trochas se han metido algunas siglas que nos condenan a las tinieblas a quienes criticamos tal deriva por contraria a todos los esenciales principios de igualdad y de justicia desde siempre mantenidos. Si algo tienen que ver estos de estos tipos camuflados en estas siglas con el progreso y la izquierda, que vengan Marx y Pablo Iglesias y lo vean.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído