La Marea de Pérez Henares

Gobierno en almoneda

Los rumores de un posible cambio de gobierno al comenzar el año se dispararon durante el puente de la Constitución. Más allá de los ecos del continuo rebuznar a que nos están acostumbrando los políticos- los más sonoros los expelidos por Arzallus, Tardá y Castro- por los pasillos del Congreso comenzó a deslizarse en estos señalados días de los 30 años de nuestra Ley de Leyes que tanto irrita a quienes más se han aprovechado de ella, la posibilidad de que Zapatero remodelase el Ejecutivo de manera inminente. Y las filtraciones, al seguirles la pista, parecían provenir incluso de los aledaños a la fontanería monclovita.

La “especie” podría convertirse en noticia porque ni le faltan argumentos ni oportunidad. El Gobierno está auténticamente socarrado y el tizne le empieza a teñir la ojera al Presidente. Estaría dentro de la lógica política, pués, una jugada zapateril de descargar responsabilidades del desaguisado de haberse pasado un año negando la crisis y medio sin saber que hacer con ella y en un golpe de imagen prescindir de las cabezas visibles del equipo económico, o sea de Solbes, victima propiciatoria, cabeza de turco o lo que quieran. Ello aliviaría la presión de opinión publica sobre el as esencial y el que hay que resguardar como sea para las elecciones, Zapatero, que parecería que “ha hecho algo”. La lectura no por tosca no deja de ser eficaz: “Estos son los que no han sabido y estos, los nuevos, los que van a saber enderezar las cosas para que dentro de un año o dos podamos volver a respirar”.

Y la baza se jugará. La única duda es cuando. Se pensaba más bien para 2010 , que nos toca presidencia de la UE, pero los acontecimientos negativos se han precipitado y son de tal calibre que el gobierno está en almoneda. Un saldo, vamos, que cada vez se deprecia más y en el que , salvo contadísimas excepciones-el incombustible Rubalcaba y Carmen Chacón- ha resultado un fiasco completo. Hasta en imagen, que es en lo que son maestros los socialistas. Bibi Aido sirva de botón de muestra.

Pero hay otro elemento además del prioritario económico que puede hacer aconsejable cuanto antes el movimiento. La situación internacional, EE.UU y Obama. Moratinos no vale. No valía pero ahora tampoco. Obama no va a dar sopresas excepto a los que piensan que es un progre europeo. Y no. Obama es un demócrata americano. Y tiene tras la elecciones carisma mundial, legitimidad y arrestos para exigir a los aliados europeos algunas cosas. Obama va a exigirlas. Va a decir que basta. Que la guerra de Afganistán la están ganando los talibanes y que se necesita de todos y sin cuentos. Que habrá que combatir y que no van a ser siempre ellos solitos. Que Europa se moje. Y se tendrá que mojar Zapatero. No le va a quedar más remedio. No habrá ya la excusa del malvado Bush. Obama va a apretar. Y no sólo por allí. Ojo a Iberoamerica. Si somos aliados lo vamos a tener que ser con muchas más consecuencias. Y para eso, Moratinos no vale.

Esos son los dos grandes sectores, economía y exteriores, donde se escenifique el cambio. Y luego la pedrea claro. Pero esta tendrá la importancia que cada vez más hay que ir dando a estos cromos paritarios. Lo preocupante es si con ella se pierde el ministro del Interior. Que ese sabemos que sabe lo que se hace. Cosa que no sabemos si podremos decir de un posible sustituto y en estos momentos a ETA hay que seguir dándole-como en las denticiones de ayer en Francia-y lograr echarla de nuevo y esta vez para siempre de las instituciones democráticas.

Pero en fin. Que los cambios de gobierno, ya les digo,hoy son sólo rumores. Mañana pueden ser agua de borrajas, sin duda. Pero a veces resulta que, pasado, son primera página.

OFERTAS ORO

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 41 Y EL 50% !!!

Una amplia variedad de las mejores ofertas de nuestra selección de tiendas online

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído