La Marea de Pérez Henares

ANV: la negativa a reconocer un terrible error, la sospecha de otra trampa.

La herencia más perversa del ahora innombrable Proceso de Paz con ETA es la presencia de ANV (cómplices convictos de los terroristas y como tal considerados judicial e internacionalmente ) en los ayuntamientos vascos. La responsabilidad de ello es , por entero, del Gobierno. Con el agravante de que su insensata permisividad se produjo incluso después de los asesinatos de la T-4 por la ceguera empecinada de Zapatero en pretender separar el tentáculo del pulpo. Fue el Gobierno quien impidió al Tribunal Supremo ilegalizar todas aquellas listas limitándose a presentar denuncia tan sólo contra la mitad de ella, haciendo la vista gorda con las demás. Fue aquello mucho peor que un mal cálculo. Fue un error que ahora paga la democracia española.

El Gobierno ha rectificado ahora en un giro copernicano de 180 grados su política antiterrorista. Ha vuelto a la senda de la firmeza y al único camino de la lucha sin cuartel en busca de la definitiva derrota de ETA. No puede criticarse una cosa y la contraria. Por eso tras haber criticado con toda energía aquella errónea política aplaudo ahora esta.
Pero tampoco puede defenderse una cosa y la contraria. Y eso es lo que pretende el Gobierno y sus portavoces . Negar cualquier error entonces y negar que esto no sea, como es, la antítesis de aquello. Negar la evidencia y suponernos no ya sin memoria, sino lelos totales. Pero lo debemos ser bastante porque en bastantes la patraña cuela.

En realidad lo que se busca es que no se hable ni se remueva. Se olvide y se suponga que aquello no pasó nunca. Silencio sobre el asunto es la consigna. Y por eso molesta tanto el recuerdo y el señalamiento de una responsabilidad que es evidente. Tanto como los etarras en los ayuntamientos.

Lo sucedido ayer en el Parlamento lo pone de manifiesto de manera muy rotunda. Pero enciende ademas de nuevo la sospecha si la rectificación es del todo sincera. ¿Por qué el PSOE no está sin pero alguno ni excusa en la decisión de desalojar de inmediato a ANV? ¿Por qué se crispa tanto cuando UdyP y el PP se lo exigen?. ¿Calculo electoral o de nuevo Eguiguren moviendo el rabo en las cercanías de los terroristas?¿Van a tener razón quienes afirman que ZP sólo está esperando otro guiño de ETA para volver a las andadas? ¿Se va a confundir de nuevo entrega de armas y renuncia absoluta a la violencia con una negociación con los criminales?. Rubalcaba dice que no. Pero otros parecen insinuar que todo cabe.

Pero lo que resulta delirante es la vieja y repetida triquiñuela propagandística de que no puede criticarse al gobierno en estos asuntos . No debe ni hablarse de ello. Ha de tener bula. Y eso es una falacia. Criticar la política antiterrorista si esa es , coo lo fue durante el Proceso de Paz, un error terrible no sólo es admisible , es que sería un delito de conciencia el no hacerlo. Como lo es no criticar ahora al PSOE por andar con cálculos espurios a la hora de sacar la pata donde nunca debió meterse y expulsar definitivamente a ANV de las instituciones. Reclamarlo no es ayudar a ETA. Es combatirla. Y es deber de la oposición y de la opinión publica y publicada el reclamarlo.

Aunque, naturalmente, no quieran ni oir hablar de ello. Porque eso es mentarles y recordarle el peor de sus fiascos y el más dolorosos de sus errores que esperemos –intento mantener toda la esperanza- hayan sinceramente reconocido y tengan claro que nunca volverán a cometer: negociar con los terroristas.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído