La Marea de Pérez Henares

Al señorito Bermejo no le hace falta licencia y Las Tablas de la Ley de los cazadores

El ministro Bermejo es cazador. Muy bien. Yo también. Y un millón de españoles. Luego hay clases. Hay cazadores ricos y pobres. La mayoría se cercan más a este ultimo plano que al primero. Y están los aprovechados. Este es el apartado en que se enmarca Bermejo. El ministro es un jeta que se aprovecha del cargo para cazar de rico sin poner un duro.

Cuando salió lo de la cacería de Jaén a mí lo escandaloso no me pareció el hecho en si de cazar. No hay en ello motivo de escándalo alguno. Si lo había en la reunión con Garzón y con el comisario de policía. Una coincidencia que echaba un tufo de echar para atrás sobre todo sabiendo en lo que está metido Garzón. Vamos que eso no tiene éticamente un pase.

Pero ahora resulta que al aprovechado Bermejo además hay que apuntarle otra cosa en el debe. Y esta ya como cazador. Resulta que el señorito estuvo cazado de furtivo. “Se le había pasado sacarse la licencia”. A mi y al millón de cazadores en España nos pilla la Guardia Civil cazando sin licencia y nos quita de entrada la escopeta y luego nos casca una multa de abrigo: entre 601 a 4000 euros (sanción prevista por la ley 8/2003 de 28 de octubre sobre Flora y fauna de Andalucia).y que además la cosa nos puede ir a mayores pues según el art 83 de la citada ley explica que «la comisión de infracciones tipificadas en esta ley podrá llevar aparejada las siguientes sanciones accesorias»: la «suspensión o inhabilitación para la obtención de la correspondiente licencia o autorización del aprovechamiento por un periodo comprendido entre un mes y cinco años, cuando la infracción sea calificada como grave». Y cazar sin licencia lo es.

Pero el ministro se troncha de risa en la tele , como si con el no fueran las leyes, como si la “infracción muy grave” que ha cometido no tuviera la menor importancia. Porque al fin y a la postre el es un señorito ministro que caza en Andalucia o en los Quintos de Mora, cuando y como le da la gana . Y a él la Guardia Civil no le pide la licencia. A el se le cuadra.

Y esto ya si que nos ha acabado por cabrear a todos los demas cazadores. Porque a nosotros sometidos a 17 legislaciones diferentes, que tenemos que sacar religiosamente las licencia de todas la comunidades, que andamos siempre aperreados con tantos y tantos papeles (no saben lo complicado que es cazar en España ni la burocracia que tenemos que salvar) el que este tipo se chulee de que con el no va la cosa porque es ministro y encima sus compañeros de partido lo aclamen en el parlamento al grito de “Torero” nos está sonando caza vez más a mofa, befa y escarnio.
Este señorito del nuevo cuño socialista, alardeando desvergonzada e impunemente de sus privilegios, se nos esta riendo en las barbas a todos los españoles pero muy especialmente y de manera muy precisa la millón de españoles que además somos cazadores.Entre ellos muchos centenares de miles que votan socialistas. A todos, votemos lo que votemos, a los que no se nos puede pasar el sacarnos la licencia.

LAS TABLAS DE LA LEY DE LOS CAZADORES

El presidente andaluz, Chaves, se ha dado cuenta ahora de que es un disparate que sean necesarias 17 licencias diferentes, una por autonomía, para cazar (también para pescar) en España, tras haber desaparecido las licencias nacionales. Un millón de cazadores o otro tanto o más de pescadores lleva diciéndolo lustros y han sido precisamente las autonomías, celosas de sus competencias las que se han negado sistemáticamente a tratar el tema. Claro que hasta ahora no se había descubierto al ministro de Justicia haciendo el furtivo.

Pero es que el colectivo ha sido siempre el autentico muñeco de las bofetadas de las administraciones y de los políticos, el malo de la película. De nada han valido evidencias, ciencia, tradición, necesidad, economia, razones y pruebas. Bastaba un voceras con pedigrí, autoconcendido por el mismo, de “verde” para que todos quedaran genuflexos y entregados a sus teorías y caprichos no fueran a acusarlos de antiecológicos. Tuvo que llegar la enorme manifestación del 1 de marzo con 300.000 personas (ese fue el calculo tanto de Guardia Civil como del Namur) en la calle para que empezaran a tenerle algo de respeto.
Sin embargo y desde hace años el mundo cinegético ha sufrido una profunda y positiva transformación. Ha adquirido una creciente conciencia de su tarea conservacionista y se ha marcado unos parámetros de actuación inequívocos. Se cumplen ahora cinco de la aprobación del manifiesto Por la caza y la conservación que desde entonces se ha convertido en la pauta fundamental de comportamiento , algo así como los diez mandamientos, que tiene presente la Real Federación Española de Caza y que cementan su acción . Lo sé muy bien, pues fui yo quien los propuso y el encargado de su primera redacción. Creo que sería muy interesante para la sociedad en general conocerlos tras tanta tergiversación y tanta visión criminalizada que se da continuamente del sector

POR LA CAZA Y LA NATURALEZA

1.- La Caza conserva la Naturaleza.- La existencia de especies cinegéticas y de un hábitat adecuado, principal interés del cazador, es la base primordial para la existencia, mantenimiento y progreso de las especies protegidas.

2.- Los cazadores somos lo más interesados en conservar la naturaleza.- Los cazadores, junto a la población rural, agricultores y ganaderos, somos los más interesados en mantener intacto y saludable el medio natural.

3.- Los cazadores no alteramos el medio natural.- Los cazadores no causamos la extinción de especies ni alteramos el medio natural. La roturación, la deforestación y el pastoreo humanizaron y transformaron el medio natural pero la vida salvaje supo adaptarse. A lo que la naturaleza no puede sobrevivir es a la contaminación y al cemento. La primera asfixia y envenena y el segundo se convierte en su mortífero ataúd, la mordaza que esteriliza la tierra y la impide respirar, donde nada brota ni vive ni puede florecer.

4.,- Los cazadores, contra la contaminación.- Los cazadores estimamos que el ataque más brutal a la Tierra se produce por la emisión creciente de gases contaminantes, de productos tóxicos, de residuos no biodegradables, en suma por la contaminación de la atmósfera, los ríos y los campos que amenazan con llevar a la catástrofe al planeta entero. Instamos a los ecologistas a buscar puntos de acuerdo y unidad de acción para hacer frente a tales agresiones.

5.- vanguardia ecológica.- Los cazadores nos comprometemos a ser la vanguardia de la batalla por la preservación del medio natural y asumir como propias las leyes proteccionistas, tanto de entornos naturales como de especies en peligro de extinción.

6 Legislación caótica.- Los cazadores, que sufrimos la más caótica, fragmentada e incluso contradictoria legislación alumbrada por todas y cada una de las 17 comunidades autónomas, exigimos una homogeneización legislativa que nos dote de la seguridad jurídica de la que ahora carecemos.

7.- Licencia.- Los cazadores pedimos a las comunidades autónomas un acuerdo que ponga fin a la atrocidad de vernos obligados a conseguir una licencia por cada una de las 17 autonomías, además cada una con normativas diferentes, siendo como somos ciudadanos de un mismo Estado.

8.- Recurso económico.- La caza es un recurso económico de primera magnitud, esencial en la renta de algunas comunidades autónomas. Urgimos a la administración a cuantificar su impacto tanto directo como indirecto en el PIB y en la generación de riqueza en España y a actuar en consecuencia, protegiendo tal fuente de riqueza, recursos y puestos de trabajo para la sociedad española.

9.-Exigencia.- Los cazadores exigimos, dada nuestra aportación al medio ambiente y a la creación de riqueza nacional, el no ser tratados sistemáticamente como agresores ni considerados como presuntos culpables.

10.-Conservación.- Los cazadores reafirmamos nuestro compromiso conservacionista y para ello no dudaremos en denunciar a quienes en nuestras filas cometan delitos contra el medio ambiente. Manifestamos nuestro respeto a todas aquellas personas y asociaciones que desean disfrutar de la Naturaleza y exigimos para nuestro colectivo ese mismo respeto.

P.D. La petición de Chaves, como pueden ver, coincide plenamente con el punto séptimo de nuestro decálogo.

TIENDAS

TODO DE TU TIENDA FAVORITA

Encuentra las mejores ofertas de tu tienda online favorita

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Antonio Pérez Henares

Ejerce el periodismo desde los 18 años, cuando se incorporó al diario Pueblo. Ha trabajado después en publicaciones como Mundo Obrero, Tiempo, El Globo o medios radiofónicos como la cadena SER. En 1989 entró al equipo directivo del semanario Tribuna, del que fue director entre 1996 y 1999. De 2000 a 2007 coordinó las ediciones especiales del diario La Razón, de donde pasó al grupo Negocio, que dirigió hasta enero de 2012. Tras ello pasó a ocupar el puesto de director de publicaciones de PROMECAL, editora de más de una docena de periódicos autonómicos de Castilla y León y Castilla-La Mancha.

Lo más leído