Bokabulario

Tres conspiranoicos progres: Rafael Torres, Enric Sopena y Javier Valenzuela

En cuanto rascas a un progre, encuentras a un lector de Los Protocolos de los Sabios de Sión. Rafael Torres afirma que la oligarquía no quería que el PP ganase las elecciones. Va a tener que explicarle su teoría a Forges (a) El Esquirol, que piensa lo contrario. A ver si se ponen de acuerdo estos frikis.

El progre admite toda clase de conspiraciones para explicar sus fracasos y la perviviencia del Mal en el mundo. Judíos, plutócratas, opusianos y jesuitas, generales, periodistas, neocones, teocones y otras gentes malvadas maquinan contra las fuerzas del progreso que él o ella o elle encarna. Ahí tenemos a Sor Iñaki, el hombre que propagó el bulo del terrorista suicida del 11-M que ayer se atrevió a decir en su púlpito vacío que «las sospechas y acusaciones insidiosas han vuelto a intoxicar la atmósfera». ¿Se ha mirado al espejo? Y es que sólo hay una excepción a la conspiración como causa de la historia: el 11-M.

RAFAEL TORRES

Un amable forero me llamó ayer la atención sobre una columna patética de Rafael Torres. Veamos. Según Torres, Mariano Rajoy y el PP no querían ganar las elecciones del año pasado, y era por orden de «la oligarquía». ¡Toma nísperos, que diría Campmany!

la plutocracia le endosó el muerto de la crisis a Zapatero con dos propósitos, el de resignar en un gobierno de izquierda su gestión y sus devastaciones y, a consecuencia de ello precisamente, el de quitárselo de en medio en los siguientes comicios.

¿Y por qué habría de esperar la oligarquía a las siguientes elecciones, me pregunto?

Y este conspiranoico negaba que fuese de importancia localizar al autor intelectual del 11-M. Como ya he dicho, para él la única teoría de la conspiración desacreditada es la referida al 11-M.

Además, nuestro progre de hoy se permite dar lecciones de ética periodística:

es indispensable que el periodista se haga acompañar siempre, en su conciencia, de un auxiliar insustituible para mantener el decoro de su profesión: el pudor.

JAVIER VALENZUELA

Otro friki progre que encuentra conspiradores y conspiraciones en todas partes: en los tribunales españoles, en la FAES, en la Casa Blanca, en la COPE, en el Partido Republicano, en Berlusconi… menos en el 11-M:

Lo dicen ellos mismos: esto terminará en nada. Muy probablemente, ya te digo. Cuentan con buenos abogados, muchos amigos en los tribunales y un ejército de propagandistas en los medios. Y a acosar y amedrentar a los que se cruzan en su camino no les gana nadie.

Aquí sólo pagan los pringaos (sic). Como ese hombre al que le acaban de meter un año de trullo por robar media barra de pan [esto se lo oí a Losantos, ¿pone la COPE Valenzuela?],los ilustrados, los rojos como Bermejo, los honrados, los judíos (sic), los moros, los gitanos…

Se ha olvidado de los socialistas Barrionuevo, Vera, Aída Álvarez, Carmen Salanueva y demás tribu encarcelada sólo por robar y secuestrar (los dos primeros). Todo mentira, claro. Como de que Bermejo cazó sin licencia (¿y quién le pagó la cacería?, ¿algún facha para tenderle una trampa?)

ENRIC SOPENA

El director de ElPlural, donde publica Valenzuela, es otro conspiranoico que ve golpes de Estado en cualquier reunión de lectores de ABC en un bar de la calle Serrano. Ayer escribió:

Ayer, Esperanza Aguirre Gil de Biedma, presidenta de la Comunidad de Madrid, perpetró su segundo golpe de Estado. Al primero se le conoce como tamayazo y gracias a ese acto de piratería infame, Aguirre fue proclamada presidenta de la autonomía madrileña en el otoño de 2003.

Vamos a ver, ex niño Opus, una cosa es ser de izquierdas y otra es ser un mentiroso. Ya sé que suelen ir unidas, pero deberían de estar separadas, siquiera por decencia a los cuatro o cinco izquierdistas que no mienten.

Los dos diputados que se pasaron al grupo mixto eran del PSOE. Rafa Simancas habló de «ruido de cheques»… y después de eso no hubo nada. Aguirre llega a la presidencia no por el voto de Tamayo y su compañera, sino porque hubo nuevas elecciones y las ganó Aguirre por mayoría absoluta. Aguirre no se aprovechó de unos tránsfugas, como hizo Joaquín Leguina.

Esta gente llena las páginas de opinión de los periódicos de pago con sus geniales análisis y columnas. No me sorprende que la prensa de pago se esté hundiendo. Más bien me alegra.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído