Bokabulario

¿Sabes dónde está Goa? ¿Y sabes que fue española?

Como estamos de fiesta aprovecho para dejaros una crónica sobre la ciudad de Goa, en la India, que fue colonia portuguesa durante cuatro siglos y medio, ochenta de los cuales bajo soberanía de los Felipes de España.

El corresponsal de La Vanguardia en la India, Jordi Joan Baños, ha publicado en su blog una preciosa crónica histórica sobre la ciudad de Goa.

Goa es un lugar excepcional.

El profesor Salazar, el más gris de los dictadores, del que Josep Pla escribió con admiración, se negó a entregar Goa (más Damán y Diu) a la India independiente, siguiendo el ejemplo de británicos y franceses (Pondicherry). Los portugueses habían llegado a India muchísimo antes, en 1498, con Vasco da Gama como abanderado de la globalización. De hecho, hasta finales del siglo XVIII, tanto ingleses como holandeses, para entenderse con los nativos de India y Ceilán, iban acompañados de intérpretes de portugués -y de persa.

India ocupó Goa con la misma legitimidad o falta de legitimidad -sólo el veto de la URSS salvó a India de una condena de la ONU- con la que Indonesia ocupó Timor Oriental, otra colonia portuguesa, una década después. India y Portugal no volvieron a tener relaciones diplomáticas hasta después de la Revolución de los Claveles. Para muchos goeses, la visita de Mário Soares fue una segunda traición. Su sensibilidad socialdemócrata, internacionalista y laicista le acercaba más al discurso antiimperialista y tercermundista de los «invasores» que al catolicismo amenazado de los «invadidos». India se ha aplicado desde entonces a cortar lazos -obtener un visado indio fue un calvario para los portugueses hasta hace muy poco- borrar y rebautizar en lo posible cinco siglos de historia, respetando, curiosamente, los nombres de calles dedicadas a militares. El portugués está en vías de extinción y ya consiguen escribir mal desde la toponimia hasta sus propios apellidos.

El director de la Fundaçao Oriente en Pangim, el profesor Paulo Varela, me informa de que fueron muchos los españoles -de la Corona de Castilla- que durante los años de la unión ibérica -de 1580 a 1640- desempeñaron labores en India. Y que Felipe II fue el primer europeo coronado como rey en Asia, concretamente en Ceilán (otro lugar repleto de católicos apellidados Fernandes, donde el criollo portugués está en sus últimos estertores). Una relación borrada de la memoria. Como si los hippies hubieran sido los primeros europeos en poner los pies en el subcontinente.

Sin embargo, cuando la vicepresidenta De la Vega inauguró el consulado de España en Bombay, en enero pasado, el cónsul César Alba sorprendió a más de uno al afirmar «hemos vuelto». Razón no le faltaba. Los Felipes reinaron sobre el territorio de Bombay entre 1580 y 1640 – y Portugal, cuya disgregación de España fue empujada por las ambiciones ultramarinas de ingleses y holandeses, siguieron mandando durante tres décadas.

Incluso los pocos españoles que conocen la historia de India, lo han hecho a través de fuentes inglesas. Sin embargo, las primeras descripciones de la sociedad india de la época moderna están en portugués. Por no hablar de «Os lusíadas». Pero la estancia del universal Camoes en India no es motivo de orgullo y su estatua se esconde en el interior de un museo. [Como ocurre en México con Hernán Cortés.]

¡Por leer estas cosas se puede pagar con gusto un euro, pero no por leer, por ejemplo, una entrevista a un delincuente francés cuyo mérito, aparte de ser un ladrón, es haberse fugado varias veces de la cárcel! Ya sé qué periódico no comprar mañana.

TODAS LAS OFERTAS

LA MEJOR SELECCIÓN DE OFERTAS ONLINE

Seleccionamos y organizamos miles de ofertas online para ti

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído