Bokabulario

Y cuando las mujeres matan, ¿qué violencia es?

La izquierda sabe que las palabras y las ideas son las palancas para regresar al poder.

El PSOE ha perdido el Gobierno, pero no se resiste a perder las palabras, porque se sabe que con ellas se ajustan las mentes. Por eso saltó como un muelle esa gran pensadora que es Leire Pajín cuando la ministra Ana Mato habló de «violencia en el entorno familiar» y le recordó que se dice «violencia de género» y que es una expresión aceptada (impuesta más bien) por los organismos internacionales.

La realidad es tozuda, aunque el Imperio Progre la rechace por carca. ¿Cómo nos enfrentamos entonces a estos casos?

Mujer condenada a 22 años de cárcel por pagar a un asesino para que matase a su marido. Y se iba haciendo la víctima por los programas de televisión, y presentaba denuncias falsas, ésas que las feministas niegan que existan, ¡y consiguió hablar con la presidenta del Tribunal Constitucional para que le echase una manita, de mujer a mujer!

-La Policía ha hallado a una mujer de unos 53 años atada a su cama y degollada en una casa de la barriada sevillana de Bellavista. La principal sospechosa del crimen es la mujer con la que mantenía una relación sentimental desde hace años. En ningún periódico ni televisión se califica esto como violencia de género. Como no había ningún hombre peludo dando vueltas por ahí, se trata de un simple homicidio.

¿Se atreverá el PP a derogar estas leyes feministas? Si sirve de algo, aquí queda mi apoyo.

¿Cuántos hombres con denuncias falsas presentadas por sus mujeres votaron al PSOE el 20-N? La verdad, se merecen lo que les pase.

LA NUEVA IZQUIERDA

Un libro interesante a juzgar por la entrevista a su autor.

La izquierda ha perdido la batalla de los modelos económicos … pero no por eso se ha rendido, sino que ha transferido su proyecto revolucionario al espacio privado, al terreno de las costumbres. Ya no aspira a subvertir las relaciones de producción, sino la bioética, la educación y el modelo de familia.

esta nueva izquierda ve en la Iglesia el último bastión de resistencia organizada frente a su revolución cultural. En Europa, la Iglesia es casi la única en seguir rechazando el aborto, la eutanasia, la redefinición de la familia (entendida por la nueva izquierda como un «grupo de personas que se quieren», sin que importe su número, su sexo o su duración)

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído