Bokabulario

‘Oportuna’ desaparición de los que contaban manifestantes

Excelente trabajo periodístico de Elentir: quienes desinflaban las manifestaciones de los católicos, de las victimas del terrorismo y HazteOír en la legislatura anterior, desaparecen oportunamente.

(Os dejo el post de Elentir. Largo e interesante, como los buenos artículos de investigación.)

Ni Lynces ni Manifestómetros. La primera gran movilización contra el gobierno de Mariano Rajoy ha tenido como más notables ausencias a dos grupos que se encargaron de publicar supuestos recuentos de manifestantes que servían al gobierno socialista y a sus medios afines para restar relevancia a las movilizaciones cívicas más incómodas. ¿Qué ha sido de ellos? ¿Eran tan independientes y rigurosos como aseguraban ciertos medios?

1º) El blog El Manifestómetro

Empecemos por los más veteranos. El Manifestómetro es el título con el que varios blogueros -con un perfil ideológico que se podría inscribir en la izquierda progre- pusieron en marcha un blog en noviembre de 2005, más concretamente el día 11 de ese mes, es decir, la víspera de la segunda gran movilización ciudadana contra las políticas de Zapatero, que llevó a muchos miles de personas a manifestarse en Madrid contra el proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE) impulsado por el PSOE. Las dos primeras entradas de ese blog fueron dirigidas no a explicar su método de cuenta, sino a hacer mofa y a lanzar insidias contra HazteOir.org, una de las organizaciones que apoyaban esa movilización, atribuyéndole afirmaciones falsas con el objetivo de ridiculizar la convocatoria. Un bloguero muy próximo al gobierno socialista se encargó de difundirles la web al día siguiente de la manifestación.

El Manifestómetro dedicó sus entradas no sólo a hacer burdos simulacros de recuentos basados en fotos a pie de calle, sino también a publicar artículos de opinión en los que sus coautores mostraban sin disimulo su afinidad con las tesis del gobierno socialista. Poco después de su aparición el diario izquierdista Público -entonces dirigido por el bloguero progre que dos años antes había ayudado a difundir dicha web- empezó a citar a El Manifestómetro como fuente para estimar las cifras de asistencia a manifestaciones críticas con el gobierno. A pesar de esos apoyos, el blog dejó de editarse en mayo de 2011. Uno de sus coautores reconocía ayer: «estamos prácticamente retirados». Algunos de los coautores de la web apenas actualizan sus blogs. Los que siguen lo hacen en el entorno ideológico del diario Público y más bien quemados con la actitud del gobierno anterior en cuestiones como la Ley Sinde. ¿Será eso lo que les llevó a dejar de hacerle el trabajo sucio al PSOE?

2º) La empresa Lynce y su cliente, la agencia Efe

El otro grupo al que me he referido al inicio es Lynce. La historia pareció repetirse pero de forma aún más acentuada que en 2005: si El Manifestómetro apareció la víspera de una gran movilización contra el gobierno de Zapatero, Lynce apareció en público sólo unas horas antes de otra gran movilización, concretamente la organizada por varias entidades sociales el 17 de octubre de 2009 para rechazar los planes del PSOE para legalizar el aborto. Lynce fue presentada -casi por sorpresa- por la agencia gubernamental Efe, que aseguró entonces que la empresa «mediante el estudio informático de imágenes fijas y en movimiento, contabiliza a los participantes de forma fiable». Hay que decir que Lynce había empezado con un blog de Blogger.com en abril, sin ninguna relevancia. Nuevamente los medios afines al gobierno se pusieron manos a la obra: el 18 de octubre de 2009 Público dio difusión a Lynce y El País hizo lo mismo ese día, al siguiente y diez días más tarde.

Los primeros resultados ofrecidos por Lynce y su cuestionable método fueron contestados unos días después por una profesora universitaria, Montse Doval, que estuvo presente en aquella manifestación. Yo también estuve y apunté en el blog de Montse cómo podía ser que Lynce contase a quienes estábamos en la calle de Alcalá si su globo no se movió de Cibeles, a 400 metros de allí. Ya desde las 18:30h la calle de Alcalá en las inmediaciones de la Puerta de Alcalá estaba abarrotada de gente, pero el globo de Lynce -un dirigible con el que hacían las fotos- no estaba allí. Un responsable de Lynce me contestó en los comentarios del blog lo siguiente: «Desde Cibeles y a cierta altura, créame que se ve perfectamente a todo el mundo que ocupa la calle Alcalá. Incluso más allá de la propia Puerta de Alcalá (algunas personas también ocupaban esa zona)». Sin embargo, en su web Lynce sólo publicó una foto aérea de la zona de Cibeles, donde empezaba la manifestación, pero ninguna de la Puerta de Alcalá.

Lo más curioso es que los dudosos métodos de Lynce no sólo fueron cuestionados desde un lado del escenario político y social: Isaac Rosa también los criticó desde su blog de Público cuando las cifras dadas por esa empresa acabaron perjudicando a la izquierda: «la empresa, lejos de erigirse en árbitro, se ha convertido en otro contendiente», afirmaba el columnista del diario de Mediapubli a propósito de una manifestación nacionalista celebrada tres días antes en Barcelona. Rosa añadía: «los de Lynce midieron cuando ya se había acabado la marcha y la gente se retiraba, y estimaron una densidad muy baja». No sería la última vez que Lynce demostrase el carácter poco riguroso de sus mediciones: el 20 de mayo de 2011 Lynce dio cifras de asistencia a una concentración de indignados a las 0:00 y a las 0:45h. Dos años después de publicar cuatro entradas en su blog original dedicadas a descalificar las estimaciones, oponiéndolas a su medición, Lynce se ponía a estimar cifras de asistentes… ¡en plena noche! Ni dirigibles, ni fotos aéreas ni nada.

El pasado viernes, dos días antes de la manifestación de los sindicatos contra el gobierno del PP, Efe anunció la desaparición de Lynce, explicando el cierre en «dificultades económicas y pérdida de rentabilidad». La agencia de noticias, propiedad de Estado y todavía dirigida por Álex Grijelmo -nombrado para dicho cargo en mayo de 2004, nada más llegar Zapatero al poder-, no ha dudado en recordar los servicios prestados por dicha empresa a Efe. En la despedida publicada en su web, Lynce asegura que contaban «con excelentes clientes entre los medios de comunicación (entre los que ha destacado la Agencia EFE)». Sólo citan, significativamente, a la agencia que dirige Grijelmo.

3º) Conclusión de Elentir

En fin, no sé vosotros, pero a mí me da la impresión de que una vez derrotado el PSOE, parece que a algunos ya no les interesa tanto eso de rebajar las cifras de manifestantes de las movilizaciones contra el gobierno. Es mi opinión, claro. Si alguien prefiere creer que una empresa de medición aparece y desaparece de forma tan oportuna por pura casualidad, o que un blog tan ideológicamente sectario y de cálculos tan poco rigurosos como El Manifestómetro es algo que haya que tomarse en serio, es muy libre de hacerlo.

CODA: Esto es periodismo, no hacer entrevistas-lametazo a Bill Gates o a un ministro. Los periódicos de papel de pago son taaaaan aburridos y taaaaaan obedientes al poder que no sorprenden sus pérdidas de lectores, como muestra el último informe de la OJD.

La selección de las mejores marcas de termómetros

TERMÓMETROS CLÍNICOS

Aquí encontrarás la oferta actualizada de estos dispositivos de salud

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Pedro F. Barbadillo

Es un intelectual que desde siempre ha querido formar parte del mundo de la comunicación y a él ha dedicado su vida profesional y parte de su vida privada.

Lo más leído